El gobierno de Hong Kong quiere dificultar invertir en Bitcoin y otras criptomonedas a los pequeños inversores

En 2021 comprar y vender criptomonedas es un proceso bastante sencillo y seguro. Solo tienes que registrarte en un exchange, hacer un depósito o directamente conectar tu tarjera de crédito. Una vez que tienes euros en tu cuenta, eliges la criptomoneda que quieres comprar al precio que esté en ese momento y una vez aceptada la compra, ya la tendrás en tu cartera. 

Sin entrar en detalle en el proceso de compraventa, lo fundamental es que en 2021 invertir en cripto es tan accesible como invertir en bolsa. Los exchanges están regulados en muchos países ofreciendo seguridad jurídica al inversor.  

En Hong Kong no existe una regulación clara al respecto a la hora de obtener licencia por parte de los exchanges. Eso va a cambiar y no para bien. La autoridad monetaria sacó a finales del 2020   consulta pública, una Propuesta legislativa para mejorar la lucha contra el blanqueo de capitales y contra la financiación del terrorismo en Hong Kong. 

En uno de los apartados del documento se puede leer los requisitos para obtener la licencia de Exchange de criptomonedas: 

2.18   (a) Solo inversores profesionales: en la etapa inicial, el exchange con licencia solo debe ofrecer servicios a profesionales inversores. El SFC continuará monitoreando el mercado y reconsidere su posición a medida que el mercado se vuelve más madurar en el futuro. 

Una vez terminada la consulta pública, el documento pasará el trámite parlamentario para convertirse en ley.  Según publica el SCMP, el gobierno de Hong Kong quiere seguir adelante con el requisito de inversores profesionales.   

Según la autoridad monetaria se considera Inversor profesional al que invierta un mínimo de 8 millones de HKD (Cerca de 1 millón de euros). De ponerse ese requisito, dejaría fuera a la inmensa mayoría de la población de Hong Kong que quiera invertir en criptomonedas.  

Restringir el comercio de criptomonedas solo a inversores profesionales es diferente de lo que hemos visto en otras jurisdicciones como Singapur, el Reino Unido y los EE. UU., Donde los inversores minoristas pueden comprar y vender activos virtuales. Si se les prohíbe comerciar en bolsas con licencia de Hong Kong, los inversores minoristas comerciarían en bolsas en el extranjero o comerciarían en plataformas sin licencia ha dicho dijo Malcolm Wright, presidente del Consejo Asesor Global de Finanzas Digitales 

El riesgo de invertir en exchanges que no están regulados, es que no tienes la seguridad jurídica y protección que otros con licencia pueden ofrecer. Otro riesgo es que el inversor puede ir incluso a sitios con más riesgo como la dark net o brokers de dudosa reputación. Se crearía un mercado negro alternativo en la compra venta de criptomonedas, justamente lo que el gobierno quiere evitar. 

Terraforming Media se ha puesto en contacto con una persona cercana al sector bancario y esta fuente nos ha dicho que los bancos también sufrirán las consecuencias de esta decisión. 

“Para los bancos, el hecho de que los principales exchanges no obtengan licencia, hará que tengamos que estar más vigilantes con las operaciones que vengan de criptomonedas. Tendremos que destinar más recursos y estaremos constantemente reportando a los reguladores con cada transacción sospechosa que no venga de un exchange regulado”.   

“Es más seguro para todos que haya más exchanges regulados y que tanto pequeños y grandes inversores puedan comprar con seguridad criptomonedas”. 

La asociación de Bitcoin en Hong Kong ha emitido un comunicado criticando la medida:

Creemos que es primordial que Bitcoin siga siendo accesible para todos los residentes de Hong Kong. Cualquier barrera establecida para restringir la venta o compra de Bitcoin debe ser razonable y estar bien justificada. Tanto las personas como las empresas deben poder usar y aceptar Bitcoin como pago y calcular sus obligaciones fiscales fácilmente.  No hay justificación de por qué la interacción de un residente con Bitcoin debería ser fundamentalmente diferente a la interacción con metales preciosos  o moneda extranjera. 

Varios exchanges internacionales tienen su sede o delegación en Hong Kong.  BitMEX, Huobi, OKCoin, Tidebit o  Coinbase por citar algunos. De momento queda tiempo hasta que se apruebe la ley. Las quejas del sector puede que haga cambiar a los legisladores y estén abiertos conceder licencias a los exchanges que ofrezcan servicios a pequeños inversores.