Regreso a Hong Kong. Test de covid19 en el aeropuerto y cuarentena

Tras más de 1 año y medio desde que comenzó la pandemia, sorprende que muchos países sigan manteniendo medidas de prevención no adecuadas para contener el coronavirus.  Cuando estamos casi en junio de 2021, es posible viajar a España sin tener que hacerte un test PCR en el aeropuerto de origen y por supuesto no hacer cuarentena. 

En la región de Asia Pacífico la situación es bastante diferente. También los índices de contagiados y fallecidos desde que comenzó la pandemia.  Tener las fronteras cerradas, exigir test PCR y cuarentenas, junto a otras medidas como el uso de la mascarilla, han conseguido que el covid19 no haya matado e infectado a tanta gente como en occidente o en India recientemente. 

En Terraforming Media os hemos contado los detalles de viajar durante el coronavirus, los procesos de llegada en el aeropuerto, la cuarentena, etc.  

Si quieres seguir leyendo, te contamos como ha sido volver a Hong Kong, lo que ha cambiado desde el año pasado y los primeros días de cuarentena. 

ANTES DE VOLAR  

Lo primero que hicimos es reservar en una clínica privada de Sidney un test PCR. El test tienes que hacerlo al menos 72 horas antes de volar. Lo hicimos 24 horas antes. El resultado llegó por mail unas horas después.   

Ya en el aeropuerto, durante el proceso de check-in tuvimos que mostrar y rellenar varios documentos en el mostrador de la aerolínea Cathay Pacific.   

  • El test PCR del coronavirus. (negativo). 
  • Rellenar una declaración de salud para Hong Kong. Al final del proceso recibes un código QR, el cual tienes que mostrar varias veces en el aeropuerto de Hong Kong. 
  • Reserva en un hotel designado de Hong Kong durante 2 semanas para pasar la cuarentena. 
  • Excepción para salir de Australia. (En mi caso no procede por no ser nacional, pero si el de mi mujer). Incluso mostrando el documento, la asistenta tiene que llamar a una linea especial de inmigración para verificar la excepción.  Recordar que los ciudadanos australianos tienen prohibido salir del país a no ser que tengan una razón especial. No aplica a no residentes.  

Una vez obtuvimos la tarjeta de embarque, el resto del proceso es el habitual hasta montar en el avión y aterrizar en Hong Kong. El avión iba medio vacio. Te aconsejo que reserves en economy. Con suerte te puedes sentar en otro sitio con más espacio.

EL LARGO PROCESO EN EL AEROPUERTO DE HONG KONG 

El vuelo duró unas 9 horas aproximadamente. Despegamos a las 9PM y llegamos a las 4AM hora local. Varios agentes y señales de van indicando hacía donde tienes que ir. Lo cierto es que tienes que andar bastante y coger un autobús interno para cambiar de terminal.  

El centro de control para el test impresiona si es la primera vez que lo haces. En mi caso ya lo vi el año pasado. Decenas de mesas, mostradores, cabinas y personal con trajes especiales a lo largo de la terminal. Si alguna vez quisiste ser el protagonista de una historia de ciencia ficción, esta experiencia se acerca bastante. Parte del proceso es similar al que hice el año pasado, aunque hay algunos cambios como el tipo del test PCR que te hacen. 

  1. Lo primero que tienes que mostrar es tu código QR que obtuviste cuando hiciste la declaración antes de volar. Si por cualquier caso no la tienes o es errónea, puedes hacer una nueva antes de continuar.  En ese código QR ya tienen bastante información sobre tu identidad, viaje y hotel de cuarentena. Una vez que todo está OK te dan un collar con una tarjeta identificativa (un código de barras) y un documento especial de cuarentena que tienes que guardar como si fuera oro. 
  1. En el siguiente mostrador te dan un kit para el test PCR. Si el año pasado te lo tenías que hacer tú, escupiendo saliva, esta vez es el tradicional. Palito en la garganta y en las fosas nasales rozando tu cerebro. La razón del cambio es que mucha gente no escupía lo suficiente y había errores en algunos test. 
  1. Con el test hecho, el siguiente paso es llevar la muestra del test a otra persona para su posterior análisis.  
  1. Confirmado que tenemos el test, es paso ahora para ponernos el famoso brazalete. Más grande que el del año pasado. Para configurarlo, primero tienes que verificar tu número de teléfono. Te llaman para comprobarlo in situ. Luego tienes que instalar una app especial y escanear el código QR del brazalete. Eso no es todo, tienes que esperar a llegar al hotel para finalizar de activar la app. Más detalles luego. 
  1. Una vez que tenemos el brazalete, pasamos al mostrador donde nos informan de las normas a seguir durante la cuarentena. Nos dan un cuaderno con instrucciones, un termómetro para tomarnos la temperatura 2 veces al día (y apuntarlo en una hoja) y un aviso de que si violamos la cuarentena nos pueden multar con 5000 euros y hasta 6 meses de cárcel.  
  1. Este paso consiste en sentarse en un pupitre designado hasta recibir el resultado del test. Te dan un manta, una botella de agua. Puedes levantarte para estirar las piernas, ir al baño o cargar el móvil en una estación.  Casi 2 horas de espera hasta que nos dan el resultado del test. (negativo) 
  1. Pasar el control de aduana y recoger la maleta.  
  1. Salir a la zona de llegadas del aeropuerto. El año pasado pude coger un taxi para ir a casa y pasar la cuarentena allí. Ahora tienen una zona delimitada especial. En esa zona hay varias ventanillas y huecos para hacer 8 colas diferentes. Cada cola está asignada a 3-4 hoteles.  Mostramos nuestra hoja de reserva del hotel y nos pusieron en la cola número 6.   En Hong Kong hay 30 hoteles designados para hacer la cuarentena. Desde lujosas habitaciones de 5 estrellas a estancias más económicas.   
  1. Esperamos alrededor de 30 minutos hasta que llegó nuestro turno. Un microbús nos esperaba a la salida. Íbamos 8 pasajeros, el conductor y una asistenta para controlar todo el proceso. Nuestro hotel era el último del recorrido. Antes el conductor paró en otros dos. El viaje al hotel en total duró unos 45 minutos.  Desde que aterrizamos hasta que llegamos al hotel pasaron unas 6 horas.

LLEGADA AL HOTEL- COMIENZO DE LA CUARENTENA 

Una vez en la recepción tuvimos que firmar otra declaración especial y escuchar las normas básicas. A saber: No abandonar la habitación. Solo abrir la puerta para recoger la comida y depositar la basura.  

Lo primero que hicimos al entrar en la habitación es terminar de configurar la app y el brazalete. Tienes que andar por toda la habitación durante un minuto para que la app haga un mapa virtual. De vez en cuando el teléfono sonará para que escanees el código QR.

Nuestra habitación es más pequeña que la tuvimos en Australia. En el interior tenemos varios conjuntos de toallas, 2 juegos de sábanas, decenas de botellas de agua, servilletas, cubiertos de plástico, papel higiénico, jabón, café, té y jabón. No hay servicio de lavandería y si quieres detergente para lavar a mano lo tienes que pedir. No podemos abrir las ventanas, no se puede fumar. Hay una mini nevera, no hay microondas. TV, internet y un armario. Lo mejor es una mesa tipo oficina a la entrada con 2 sillas en las que podemos comer y trabajar. 

Tenemos una hoja con el menú. Uno normal y otro vegetariano para así tener más variedad. La mayoría de las recetas consisten en arroz con verduras, carne, pescado, pasta, fideos. 

Si lo deseas puedes pedir comida a domicilio, o puedes pedir a amigos o familiares que te traigan cosas.  

A la hora de la comida, llaman a tu puerta. Tienes que ponerte la mascarilla y recoger la bolsa. Luego tienes que hacer lo mismo para depositar la basura. 

Durante las 2 semanas de cuarentena tenemos que hacernos 3 test. (sin contar con el del aeropuerto) y 2 más una vez fuera del hotel los días 16 y 19. En total son 6 test.  

A la hora de escribir estas líneas tenemos 0 casos por coronavirus en Hong Kong. 1 importado ayer. El gobierno acaba de anunciar que la cuarta ola del covid19 ya está controlada pero que algunas restricciones siguen en vigor para evitar una quinta ola. 

Lo bueno de la cuarentena es que te fuerza a tomar hábitos. Es una buena ocasión para meditar, repensar tu futuro, nuevos proyectos, valorar las cosas buenas. También es buena para aprovechar a leer, ver series, jugar a videojuegos, llamar a amigos y familiares.  

En nuestro caso van a ser 2 cuarentenas casi seguidas, pero una vez que la terminas, ves que la situación fuera está bastante controlada. No se han perdido muchas vidas humanas y la economía se recupera más rápido. 

El año pasado cuando estuve en España, hice una “cuarentena” por mi cuenta. Y si vuelo este verano, haré lo mismo. Más corta posiblemente porque espero primero poder vacunarme en Hong Kong si todo va bien. 

Sigo pensando que muchos países siguen sin tomar las medidas correctas contra la pandemia. Ahora están apostando todo a la vacunación. Veremos la situación cuando el 60-70% de la población esté vacunada en España.  El problema es que otros países no siguen el mismo ritmo y el coronavirus sigue ahí con nosotros. Se cree ciegamente que volveremos a la “normalidad”. Ni siquiera en Australia han vuelto a la normalidad, y creerme, allí es lo más parecido a la pre pandemia. Con la excepción de cerrar las fronteras, creo que seguiremos teniendo ciertas medidas y restricciones los años venideros.   

Os dejo por hoy, están llamando a la puerta con el desayuno. Pasta y Coca-Cola.  

Terraforming Media es un proyecto independiente de noticias y contenido digital sin publicidad y sin coste. Si quieres colaborar para que sigamos informando de lo que pasa en Hong Kong y la región de Asia Pacífico, te agradecemos si haces  una donación en nuestro Patreon.