La distribución de cine y series. El secreto del éxito de Netflix

El pasado 20 de octubre, Netflix España, cumplía 5 años. Varios años antes, en 2007, la plataforma diversificó su negocio de alquiler de dvds al de streaming. Por unos dólares al mes tenías un catálogo de cine y series. No fue hasta 2010 hasta que comenzaron su expansión internacional. Por aquellos años la piratería online era brutal. Por un lado, la burbuja de los videoclubs explotó y por otro el auge de internet y la mejora de las conexiones facilitó la distribución de contenidos online. El problema es que la demanda no estaba cubierta por plataformas legales. Las existentes por aquellos años dejaban mucho que desear en cuanto a contenido y experiencia de usuario. Netflix no inventó la rueda, pero lo hizo mucho mejor que sus competidores. Una de las claves del éxito de la plataforma de streaming fue en centrarse en producir contenido propio.  Esto tampoco era nuevo. HBO era el canal de cable más deseado gracias a sus series de gran calidad. La diferencia es que HBO no estaba disponible en muchos países, por lo que sus series se vendían a otras cadenas en las regiones donde HBO no operaba.

Al mismo tiempo otras plataformas se centraron en el alquiler online. Vudu en Estados Unidos puede que sea la mejor, ofreciendo distintas calidades, precios y una gran librería de alquiler y venta de películas y series. Apple y Google también entraron en el mercado de alquiler online, pero se centraban más en estar disponibles en diferentes plataformas que ofrecer un contenido exclusivo a sus clientes como hace Vudu.

Las distribuidoras poco a poco empezaron a lanzar películas, normalmente de bajo presupuesto en plataformas de alquiler online. Algunas de ellas también se estrenaban en cines, pero de una manera limitada.

Los cines de momento no veían amenazado su modelo de negocio.  Pero todo iba a cambiar. El modelo de distribución seguía siendo mayoritario el de ventanas. Estreno en cines y a los 3-4 meses alquiler, para luego pasar a canales de TV de pago tipo HBO o Movistar. Al año de estrenarse en cines algunas cadenas de TV pagaban los derechos para emitir películas en abierto o pasaban a plataformas tipo Netflix.

Este modelo está diseñado para que todas las plataformas se lleven su pedazo de pastel. El problema es que está obsoleto y tiene algunos fallos importantes en mi opinión. El bloqueo geográfico y la limitación temporal.

El bloqueo geográfico significa que una película se distribuye primero en un mercado. Por ejemplo, se estrena una película en Corea del Sur y allí tiene su recorrido por las ventanas. Pasan los meses y mientras los coreanos pueden comprar el Bluray o alquilarla online, el resto de mundo no tiene acceso a la película a no ser que se la descargue de internet.  

La limitación temporal supone que hay un desfase entre el estreno de la película en una región y en otra. En España es frecuente que estrenen películas americanas que allí ya lleven meses en el mercado. Cuando se estrenan lo hacen en pocos cines, poco tiempo, etc. Usando una VPN puedes alquilar la película y verla cómodamente en Versión original en tu casa e incluso comprarla.

Con las series, las cadenas de TV se han puesto las pilas desde que LOST se convirtió en el primer fenómeno televisivo por internet. Ocurría que en España estrenaron la serie meses más tarde que en Estados Unidos. Las cadenas maltrataron Lost cambiando de horarios e incluso de cadena. Estrenaban temporadas ya emitidas en Estados Unidos por lo que al final los fans se las descargaban de internet horas después con subtítulos hechos por otros fans.

Un ciego puede ver el problema de la distribución de series y películas. Netflix de nuevo se adelantó a sus competidores y decide solventar el problema.  

  1. Precio accesible, tarifa plana, multiplataforma,uso sencillo.
  2. Poner la plataforma en casi todo el mundo.
  3. Crear series y películas originales.
  4. Estrenar ese contenido original simultáneamente de manera global.

Otra oportunidad que ve Netflix es que hay interés en producir contenido en regiones específicas. Por ejemplo, en España tenemos la serie La casa de Papel o Elite.  Alguno pensaría que no habría interés en Estados Unidos o Corea del Sur en ver esas series.  En Latam tenemos el ejemplo de Narcos, un éxito en todo el mundo.  ¿Y las series coreanas? Pues están entre las más vistas en occidente.

Con las películas ocurre lo mismo. Netflix produce o licencia películas de diferentes países y las estrena al mismo tiempo en todo el mundo. Ya no necesito usar VPN o piratear.

Los competidores han tardado en reaccionar. Amazon Video es el único que estaba haciendo algo similar, pero en los últimos meses han salido 2 nuevas plataformas dispuestas a plantar cara a Netflix. Por un lado, HBOMAX y por otro Disney+.  La compañía del ratón Mickey acaba de anunciar hace unos días que va a enfocar su negocio a la plataforma online. En solo 1 año de vida ya han alcanzado 60 millones de usuarios. Los cines están temblando y no solo por la pandemia, pero de eso hablaremos en el próximo artículo.

El 2020 no ha terminado. Taiwán puede ser la última gran crisis del año

Apenas quedan 2 meses y medio de este 2020 que pasará a la historia entre otras cosas por la pandemia del coronavirus. Pero en estas 10 semanas que quedan puede pasar de todo. Un temor creciente en la zona del sur de china es el conflicto con Taiwán. La antiguamente llamada isla de Formosa está en una delicada situación.

 La república de China (ROC) afirma que es un país independiente de la República Popular de China (China). Apenas una docena de pequeños países han reconocido formalmente a Taiwán como país independiente. La realidad es que de facto lo es. Tiene frontera, moneda, parlamento, constitución. Es una democracia de la que China no tiene control.

Los últimos meses y especialmente las últimas semanas la tensión ha crecido entre Taiwán y China. En las elecciones presidenciales, ha sido reelegida Tsai Ing-wen, cuya posición es abiertamente anti-China y Pro Taiwán como país independiente.

China por su parte ha incrementado su presencia militar en el estrecho e islas naturales y otras artificiales de la zona.  El mayor aliado de Taiwán, Estados Unidos también ha incrementado las maniobras en la zona. Además, tiene presencia militar en países vecinos (Corea del Sur, Japón).

Graphic showing Chinese military superiority over Taiwan, in numbers of troops and military hardware
Foto: FT

El conflicto puede estallar de diferentes maneras:

  1. China invade Taiwán. Esta invasión tendría como objetivo derrocar al gobierno democrático de Tsai Ing-Wen, controlar al ejercito y poner al mando a alguien del partido Comunista.
  2. Estados Unidos reconoce Taiwán como país soberano.

En el primer caso estamos hablando de un conflicto armado que puede escalar a una guerra mundial. En el caso de la invasión, Estados Unidos podría intervenir en defensa de su aliado y pedir ayuda de países vecinos como Australia, Japón y Corea del Sur.  En Corea del Sur, muchos de los militares norteamericanos están apuntando al norte.  ¿Qué haría Kim Jong- un? ¿Saldría en apoyo de China y atacaría o se mantendría neutral?

En Hong Kong mucha gente estoy seguro de que apoyaría a Taiwán. A pesar del incremento del control policial, un conflicto con la isla vecina podría desembocar en grandes protestas y revueltas en la ciudad. Tampoco hay que olvidar que muchos hongkoneses tienen familiares en Taiwán.  Sería la ocasión perfecta para que Xi Jinping tome control de Hong Kong dando autorización a Carrie Lam a que el Ejército de Liberación actúe en las calles. Realmente en la Ley básica de Hong Kong, es el gobierno local el que tiene potestad para pedir al PLA que actúe, aunque cada vez quedan menos dudas de quien es realmente quién está al mando en la región autónoma.

 En el segundo caso puede que se evite un conflicto armado, pero hay incertidumbre de ver si hay efecto dominó de otras democracias apoyando a Estados Unidos y reconociendo a Taiwán como país independiente.  En ese escenario China puede que lo único que pueda hacer es “amenazar” tal y como lo lleva haciendo hace años sin que realmente pase nada. El sueño de X Jinping es tener una China unificada con Taiwán, Hong Kong, Macao y El Tíbet.

A falta de apenas 3 semanas para las elecciones presidenciales en Estados Unidos, Donald Trump puede jugar el comodín de Taiwán. Quien sea que gane las elecciones tendrá que lidiar con el problema.

Visitamos Apple Daily. El periódico más popular de Hong Kong

Terraforming Media ha tenido la oportunidad de visitar las instalaciones de Apple Daily, el periódico más popular de Hong Kong. El noticiero fundado en 1995 por el magnate Jimmy Lai está en el punto de mira del gobierno de Hong Kong y del partido comunista Chino. El pasado 10 de agosto, 200 policías se presentaron por sorpresa en el edificio del diario en una redada sin precedentes. El director del periódico Jimmy Lai fue detenido al igual que otros empleados. Durante la visita entrevistamos a un editor del periódico para que nos cuente sus impresiones sobre el día de la redada.

¿Cuál es la razón de que Apple Daily se haya convertido en el periódico más popular de Hong Kong?

Compartimos los mismos valores de muchos hongkoneses. Apoyamos la libertad de expresión, la democracia. Creemos que los ciudadanos de Hong Kong necesitan tener un sistema más democrático y eso es lo que piensa igualmente mucha gente en la ciudad. Respecto a otros periódicos y medios de comunicación, no todos apoyan estos valores. Algunos son pro sistema.

 ¿Aparte de los valores, política y  la línea editorial del periódico, hay algún contenido o sección que os haya diferenciado del resto de medios?

Uno de nuestros valores añadidos es el periodismo de investigación. Durante estos años hemos sacado a la luz muchas noticias y escándalos de políticos y oficiales.

¿Qué otras secciones tienen audiencia en vuestro periódico?

Cuando Apple Daily salió a la luz, no se daba mucha importancia a las noticias sobre política. La sección de famosos y celebridades tenía mucho éxito, pero eso ha cambiado los últimos años y la política se ha convertido en el tema principal.

¿Crees que la situación ha cambiado desde que se aprobó la Ley de seguridad nacional?

Ahora debemos tener más cuidado con lo que escribimos y publicamos, pero no creemos que tengamos que dejar de contar lo que pasa. Por ejemplo, ciertas palabras o frases puede que no sea conveniente citar ya que el gobierno ha dicho que pueden ir contra la ley.

¿Habéis tenido dificultades para contratar nuevos periodistas o para mantener a la plantilla actual desde que se aprobó la ley?

Hay gran preocupación entre los jefes y la plantilla y algunos han dejado su puesto de trabajo, pero al mismo tiempo tenemos muchas peticiones de periodistas que quieren unirse a nuestro equipo. Estos jóvenes tienen mucha pasión por contar las noticias y al mismo tiempo no tienen muchas opciones de ir a otros medios que compartan los mismos valores.

¿Estabas en la oficina el día de la redada de la policía?

Esa mañana estaba en casa trabajando. En cuando me enteré de la noticia vine corriendo a la oficina.

¿Qué sentiste ese día?

Estaba furioso. No podíamos imaginar que eso podía pasar en Hong Kong.  Que 200 policías iban a entrar en el edificio deteniendo a personal y rebuscando cosas, tratándonos como si fuéramos criminales.

¿Estás preocupado por tu propia seguridad?

Para ser sincero todos estamos preocupados y tenemos miedo. No solo el dueño del periódico Mr Lai fue arrestado, otros compañeros fueron detenidos.  No sabemos lo que piensa el gobierno o las autoridades. No sabemos si lo que quieren es arrestar periodistas o solo a los altos cargos.

¿Eres optimista de que podéis continuar con el negocio?

Apple Daily ha sufrido pérdidas financieras los últimos meses y ahora con la persecución política sobre nosotros eso también nos ha afectado.  Pero es cierto que muchos hongkoneses han demostrado su apoyo y stán comprando el Apple Daily o suscribiéndose. En la edición impresa hemos tenido un aumento de los anunciantes desde la redada.  Esto para nosotros es muy importante. No solo es un gesto de apoyo, sino también significa de que podamos sobrevivir en el negocio.

Desde Terraforming Media agradecemos a los 2 reporteros de Apple Daily por concedernos su tiempo y dejarnos visitar la sede del periódico.

Terraforming Media es un proyecto de información digital independiente. Para mejorar y crecer necesitamos tu apoyo. Si lo deseas puedes hacer una donación en nuestro Patreon.

PATREON

Hong Kong se abre a los bancos virtuales. Probamos Mox

Hong Kong tiene fama entre otras cosas por ser un centro financiero. Cientos de bancos de todo el mundo tienen una oficina en la ciudad. Lo que no es tan famoso es el lento proceso para crearse una cuenta bancaria, especialmente si esta cuenta es para una empresa.

Lo primero que tienes que hacer es pedir una cita en la sucursal. Allí tendrás que presentar varios papeles. Tu visa, contrato de trabajo, prueba de tu domicilio y otras cosas más. En el caso de que la cuenta sea para una empresa, la cantidad de papeles a presentar es mayor. Hay que añadir que tienes que presentar un plan de negocio, fondos que vas a meter en la cuenta, etc. En los dos casos hacen un estudio de viabilidad y si todo está correcto te abrirán la cuenta. Normalmente en el mejor de los casos, conlleva más de una visita a la sucursal. En el peor de los casos es que te la denieguen o que te tarden en autorizarla.  La sensación es que a pesar de lo espectacular de los edificios, la modernidad de  las sucursales y de los cajeros automáticos, el proceso sigue siendo el mismo de hace siglos.

Una vez creada la cuenta puedes operar con tu smartphone pero el proceso inicial seguía siendo presencial. Eso ha cambiado y por fin algunos bancos han creado los llamados Neo bancos o bancos virtuales. En Europa tenemos el ejemplo de Revolut y a nivel internacional puede que Transferwise sea el más famoso. Los 2 te permiten crear una cuenta bancaria desde tu smartphone sin tener que pisar una sucursal.

Hong Kong ha tardado en modernizarse en ese aspecto, pero en los últimos meses por fin podemos celebrar la llegada de los bancos virtuales. Algunos de ellos son:

En este artículo me voy a centrar en MOX, el banco virtual de Standard Chartered. Justo esta semana ha salido la versión abierta de la plataforma tras estar solo disponible para betatesters y con invitación. El proceso de apertura de la cuenta me llevó no más de 5 minutos y lo hice en el autobús de camino a casa

Lo primero que hice es bajarme la app y ver los requerimientos para abrir la cuenta: Hong Kong ID, ser mayor de 18 años y tener una dirección postal. Todo OK por mi parte. Seguidamente solo tienes que poner tu nombre completo, dirección y escanear los 2 lados de tu documento de identidad. Por último una foto (no vale subir una, tiene que ser con la cámara en ese momento). Esperas unos segundos mientras la magia ocurre en los servidores y voilá, tu cuenta está aprobada. En unos días recibiré la tarjeta de crédito en mi casa, pero si ingreso algo de dinero ya puedo usarla virtualmente.

En cuanto a los beneficios que te dan, 1% de cashback si pagas con Google o Apple pay y hasta un 5% de cashback si pagas en los establecimientos asociados.

Lo principal para mi ha sido lo rápido y fácil que ha sido crearme la cuenta bancaria sin tener que perder el tiempo en una oficina. Supongo que con los otros el proceso será parecido.  Si probáis algún otro banco virtual de Hong Kong haced llegar vuestra experiencia en los comentarios.

Destripamos el brazalete que te vigila durante la cuarentena en Hong Kong

Tras 2 semanas sin salir de mi casa en Hong Kong, por fin puedo decir que soy “libre”. Hacer el confinamiento en casa está muy bien, no quiero pensar si hubiera tenido que estar en una habitación de un hotel o en un centro de cuarentena . No se me ha hecho duro. Es difícil aburrirse y aparte soy una persona que suele trabajar y estar metido en casa mucho tiempo habitualmente.

Con respecto al control de la famosa app y el brazalete, la experiencia no ha sido muy llevadera. Según llegué del aeropuerto tuve que configurar la app “stay at home safe”. La app te pide que camines por toda la casa durante un minuto, escanear el brazalete y esperar.

El primer día estuvo tranquilo pero el segundo, la app comienza a vibrar y sonar a las 9 de la mañana. Al mirar la pantalla veo un aviso que dice “Tienes 25 segundos para escanear el código QR de tu brazalete, no salga de casa”.  Escaneo el brazalete acercando el mismo a la cámara del smartphone y deja de sonar con un mensaje de agradecimiento.

Mi sorpresa llega cuando a los 40 minutos la app comienza a sonar de nuevo pidiendo que haga lo mismo. Empiezo a pensar si hay algo mal configurado o es lo habitual los primeros días. No podía imaginar que iba a tener que estar pendiente del móvil todo el día hasta la hora de irme a dormir. Al menos 10 veces de media me ha sonado todos los días. Solo 2 veces no he llegado a tiempo de escanear el brazalete pues estaba en la ducha y la otra vez no lo escuché a tiempo.

Más sorprendente fue cuando el día 10 de la cuarentena oigo que llaman a la puerta. Abro y me encuentro 2 oficiales o policías preguntando por mi nombre y mi DNI. Les muestro mi DNI de Hong Kong, lo miran y apuntan algo en un cuaderno. Me miran varias veces y la foto para comprobar que soy yo. Finalmente me devuelven el DNI y me dicen “no salgas de casa, estás en cuarentena hasta el lunes”. Les contesto que no me he movido de casa desde que llegué del aeropuerto.

Casualmente desde esa visita, la app apenas me notificó un par de veces ese día. Los días restantes si que volví a la rutina de escanear el QR varias veces.

Ayer domingo, recibí un SMS avisando de que mi cuarentena finalizaba a las 12 de la noche y que a partir de ese momento puedo desinstalar la app y cortar el brazalete.

He esperado hasta esta mañana para hacerlo, pero no sin antes satisfacer mi curiosidad. Con unas tijeras he cortado poco a poco los bordes del plástico del brazalete para poder acceder a su interior. Lo que me he encontrado es un chip conectado a una batería y una banda de plástico con un sensor a lo largo.

Eso quiere decir que los dos polos de la banda están conectados y detectan si te quitas o cortas el brazalete antes de tiempo. En cuanto al chip y la batería no tengo mucha idea, así que he tenido que buscar en internet información.

El gobierno de Hong Kong hizo público los datos de las compañías que hacen el brazalete por un lado y la app por el otro. Incluso la jefa del ejecutivo Carrie Lam hizo una visita a la fábrica.

El chip tiene un sensor bluetooth y GPS que detecta las señales de telecomunicaciones de tu casa. (Wifi, bluetooth y otras que puedas tener). Cuando te piden que andes un minuto por todas las habitaciones es para hacer un “mapa virtual” de tu apartamento detectando donde están esas señales, su potencia, distancia etc. Si por ejemplo me voy de casa a la calle, el dispositivo del brazalete empezará a detectar otras señales y no las que tenía configuradas por defecto. En ese momento manda una alerta a la policía y es cuando pueden multarte

Los creadores de la app aseguran que no se da información personal. El brazalete y la app no saben dónde vives (aunque esa info si se la das al gobierno de Hong Kong cuando llegas al aeropuerto), lo único que detecta son las señales de tu casa.

No dudo de que esto sea así y no he leído a nadie que diga lo contrario. Por si sirve de ayuda estos son los permisos que tuve que activar en el móvil: GPS, bluetooth, wifi, llamadas, foto. No he apagado el móvil en 14 días ya que así me lo pidieron.

Podéis ver las fotos del chip y del brazalete. Si estáis interesados en el tema o veis algo sospechoso/curioso os puedo mandar más fotos detalladas. Podéis contactarme en Twitter, en los comentarios o en la pestaña de contacto de la web.

Santoña. Crónica de un confinamiento anunciado

Hoy miércoles 2 de septiembre de 2020, el consejero de sanidad del gobierno de Cantabria ha decretado un confinamiento a la villa marinera de Santoña. Con un incremento de casos superior a la media nacional, hay hoy 61 casos activos, aunque seguro que serán más a lo largo de esta semana. Algo que por desgracia se veía venir desde mediados del verano.

He pasado el mes de agosto entero en Santoña y voy a relatar lo que he visto desde que puse el pie en el aeropuerto de Bilbao.

A mediados de julio viajo desde Hong Kong a Bilbao con conexión en Frankfurt. A la llegada al aeropuerto vasco, presento la hoja con el cuestionario de sanidad, paso el control de la cámara térmica y 3 médicos que se encargaban del control visual, no me hacen ni caso, llegando finalmente a recoger mi maleta. Puede que ese control visual sea solo mirarte los ojos de lejos (llevaba mascarilla) y con eso ya saben si puedes estar enfermo. La cuestión es que me dio la impresión de que podría encontrarme mal tras casi 30 horas sin dormir, pero no me dijeron nada.

Aunque no tenía obligación, decidí hacer auto cuarentena en la casa de mis padres de Bilbao antes de irme a Santoña donde se encontraba mi familia. La segunda semana tenía cita con el médico para hacerme una analítica y le digo que me añada la del covid.  Los resultados salen negativos y pongo rumbo a Santoña.

Ya sabía que ese verano iba a ser diferente. No tenía intención de salir por la noche, ni ir de bares, ni hacer ronda, ni barbacoas ni meterme en aglomeraciones.

Santoña es un pueblo de 11.000 habitantes y en verano puede duplicar su población. Este verano puede que la haya triplicado. Más gente que nunca, sobre todo del País Vasco y Madrid. Los atractivos turísticos de la villa son las playas, monte, la bahía, las anchoas y más de 100 bares. Es uno de los pueblos de España con más bares por m2 por habitante del país. Debido a la pandemia del coronavirus, las terrazas se han expandido por todas las calles. Algunos bares en vez de separar las mesas han ocupado más sitio poniendo más mesas y sillas.

A pesar de estar al aire libre, hay terrazas en las que apenas tienes separación no solo con los de tu mesa, sino con las de tu alrededor. Si consumes te quitas la mascarilla. Es un riesgo menor que estar dentro del bar pero riesgo al fin de al cabo. ¿Y dentro de los bares? Pues no me he paseado mucho por el pueblo, pero cuando lo he hecho a ciertas horas si me he fijado para comprobar si había gente. La mayoría tenían poca gente, los clientes entraban a pedir, aunque si vi en casi todos a gente dentro sin mascarilla junta y conversando. Los pocos días que ha hecho mal tiempo si que he visto grupos de hasta 20 personas en un par de bares. Al menos 2 bares han cerrado porque han tenido casos del coronavirus, ya sea personal o clientela.

En la playa tampoco se puede decir que no había riesgo. A la de Berria no he ido porque sabía que había mucha gente y la de San Martín la tenía a 300 metros de casa. También sin coche este verano me he movido muy poco. Mi rutina era ir pronto a la mañana solo o con mi familia a esta playa antes de que hubiera gente. Bañarnos, sentarnos en un banco separados con la mascarilla tomando el sol y charlando y vuelta para casa.  He visto de todo. Grupos de varias personas juntas sin mascarilla, o gente sola o parejas guardando las distancias. Los chavales son los que menos cuidado han tenido, jugando en el agua unos con otros, tirándose agua, saltando, etc.  Muchos llevaban la mascarilla en el codo o debajo de la barbilla.

Los adultos tampoco han dado buen ejemplo. Si es cierto que la inmensa mayoría llevaba mascarilla, pero otros la llevaban debajo de la nariz o en la barbilla si es que no la llevaban directamente.

En el monte de Santoña hay un faro llamado del Caballo que para acceder a el hay que bajar más de 700 escaleras por una ruta peligrosa y estrecha. Un par de veces que estuve navegando pude acercarme a las inmediaciones desde el mar y poder comprobar como eso parecía una romería. Decenas de personas juntas subiendo y bajando las escaleras, otros juntos tirándose al agua. No solo no se guardaban las distancias de seguridad, sino que hemos tenido que lamentar accidentes y un fallecido, este debido a un infarto.

El ayuntamiento de Santoña dice que nada pueden hacer porque la competencia es de Puertos de Cantabria.  Estas aglomeraciones y accidentes llevan ocurriendo varios años, y este 2020 era especialmente peligroso con el añadido de la pandemia. Nada se ha hecho por parte de las administraciones. El partido Regionalista Cántabro que está gobernando en coalición con el PSOE y tienen la concejalía de medio ambiente en el ayto no han podido mediar con Revilla, el presidente de Cantabria para que cerraran el acceso o regularan el acceso. Suspenso tanto para el gobierno regional como el local.

Otro despropósito del ayuntamiento de Santoña ha sido el organizar eventos durante todo el mes de agosto. Hemos tenido conciertos, teatros, cine, opera. Una locura que sus organizadores han defendido a capa y espada argumentando que estos eventos al aire libre cumplían las normas de seguridad porque se daba gel y se separan las sillas.

¿A quién se le ocurre crear un riesgo y gasto innecesario? Un pueblo lleno de turistas, en medio de una pandemia que ha dejado miles de muertos y solo se te ocurre poner en riesgo a los espectadores, a los que limpian las sillas y a los artistas en el escenario. Uno de los conciertos fue suspendido in extremis ante el aumento de casos y la presión de los vecinos en redes sociales. Pero eso no evitó que se siguieran celebrando en otro emplazamiento.

Por el lado de la prevención, apenas se ha hecho nada por parte de las administraciones. Se han puesto un par de carteles en las playas, unas pegatinas escondidas en los bancos del paseo marítimo para indicar que se camine dejando el banco a la izquierda y poco más. Sin efectivos de la policía municipal, las irresponsabilidades de los ciudadanos han sido en muchas ocasiones consentidas con botellones nocturnos, solo algunos disueltos por la policía y con el pueblo con más gente que nunca, daba la sensación de que el confinamiento iba a llegar en cualquier momento. Otros pueblos vecinos han tomado medidas para regular las aglomeraciones como por ejemplo el de Laredo.

En twitter he estado reportando el aumento de casos y las irresponsabilidades que veía. El partido local Santoñeses ha avisado varias veces en los plenos y redes sociales para que se tomen medidas, pero el Ayuntamiento ha hecho muy poco, eso sumado a la irresponsabilidad de algunas personas, mayores y jóvenes, han hecho que Santoña termine en confinamiento con la vuelta al trabajo y al cole encima de la mesa.

 Mientras aquí en Hong Kong donde me hicieron la prueba en el aeropuerto hace 3 días y a pesar de dar negativo, tengo que estar en cuarentena 2 semanas con un brazalete y una app que no para de sonar cada 2 x 3.

La (terrible) experiencia de hacerte el test en el aeropuerto de Hong Kong

ACTUALIZADO

Tras pasar unos días de descanso en España con mi familia, ayer regresé a mi casa en Hong Kong no sin antes pasar por la terrible experiencia de hacer y esperar el test del covid19 en el aeropuerto internacional.

Mi ruta era Bilbao-Amsterdam-Hong Kong. El vuelo de Bilbao iba a la mitad, pero el de Amsterdam a Hong Kong apenas llevaba 25 personas. Otros vuelos europeos con destino a Hong Kong también llegaron casi vacíos. El de Londres alrededor de 70 pasajeros y 30 el de Frankfurt. Cuando aterrizo en Hong Kong a las 5:30 de la madrugada, puedo ver decenas de aviones aparcados sin saber cuando volverán a volar.

Con el aeropuerto vacío y siendo el primer vuelo en aterrizar de la mañana pienso que no estaré mucho tiempo.  Pongo rumbo a la zona de recogida de maletas. En mitad del camino me encuentro con varias señalizaciones y personal que me indican un camino alternativo a la zona del test. Pregunto si se hace en el edificio expo, pero me indican que se hace todo el proceso dentro de la terminal.

Antes de continuar, recordaros que tenéis que rellenar online esta declaración de salud  24 horas antes de partir, para recibir un código QR que tendréis que mostrar varias veces durante el proceso del test del coronavirus.  También es obligatorio que os instaléis en el smartphone la app llamada “ Stay home safe”.

El primero de los trámites en el aeropuerto es mostrar el código QR y la app instalada. Una vez chequeado que todo es correcto me ponen un brazalete con un código y lo sincronizan con la app. Tienes que activar el bluetooth y todos los permisos del smartphone (Gps, recibir llamadas). De hecho te llaman por teléfono para comprobar que tienes el móvil operativo. Te recuerdan que tienes que tener la app funcionando 24 horas sin poder apagar el teléfono.

El siguiente trámite es ir a una ventanilla donde te ponen una cartulina con un código al cuello y te entregan 2 sobres. Uno de los sobres contiene las instrucciones e información que debes seguir durante el proceso de cuarentena en tu hogar-hotel.  El segundo de los sobres incluye 2 bolsas especiales con el frasco para introducir la saliva, la cual será usada para comprobar si estamos infectados por el covid.

De hecho en la declaración que te entregan pone “Usted es sospechoso de estar infectado por el covid19 y por motivos de salud debe someterse a un test en el aeropuerto”. Con los sobres y declaración en la mano, camino hacía el siguiente trámite, escupir en el frasco. Te indican el número y letra del cubículo donde tienes que hacerlo. Tienes cierta privacidad, aunque por detrás puede pasar gente y escuchar escupir a los de al lado. En la bolsa de plástico tienes una especie de embudo de papel donde tienes que escupir y poner el tubo en el agujero por donde pasará la saliva. El proceso no es solo escupir, tienes que hacer gárgaras para coger sustancia de la garganta y escupir con fuerza hasta llenar el frasquito. Es un poco desagradable sobre todo porque escuchas a los de al lado. Yo la verdad es que tenía la garganta bastante seca y de ahí no salía nada, pero al final cumplí el objetivo.  Es muy importante mantener el frasco con la saliva en posición vertical. Tienes que usar la toallita desinfectante y meterlo en la bolsa especial. Esa bolsa la tienes que entregar el un puesto y ahí te indican donde tienes que sentarte a esperar.

¿Recuerdas cuando estabas en el colegio y tenías que estar castigado sin moverte? Pues esto es algo parecido pero peor. Te sientan en un pupitre, te dan una botella de agua y esperas. Esperas con la incertidumbre de no saber cuando te darán los resultados. Para matar el tiempo, abres el otro sobre y empiezas a ojear las instrucciones de la cuarentena. Tienes que apuntar en una hoja la temperatura corporal a la mañana y a la noche, al igual que lo síntomas.  Vienen indicaciones de si hay más gente contigo en el hogar y que debes hacer.

Tras leer las instrucciones, ves que solo han pasado 10 minutos. Momento para conectarte al wifi de aeropuerto y hablar con los familiares.  Cuando ya has contado todo, solo ha pasado 30 minutos. En mi caso llegué a las 5:30 de la madrugada. No había dormido nada en el avión y empezaba a estar bastante cansado. Mi vuelo llegó el primero, por lo que solo estábamos sentados unas 20 personas. Seguía pensando que el resultado del test estaría rápido. No me imaginaba la tortura que me esperaba.

En una de las hojas ponía solo te podías levantar del pupitre para ir al baño. Fui al baño muchas veces para estirar las piernas. A las 2 horas, llegaron otros vuelos de Europa. El de Londres y el de Frankfurt. Les pusieron a los pocos pasajeros al fondo de la terminal. Familias, gente en sillas de ruedas. Todos pasaban por el mismo trámite. Escupir, sentarse y esperar.

Aburrido me pongo a buscar en internet comentarios de otros pasajeros que han pasado por el mismo trámite. Ya había leído que el proceso era largo sobre todo si llegabas a la tarde.  “no llegues a la tarde” ponían en un foro. “SI llegas a la tarde te mandarán a un hotel para esperar hasta el día siguiente a tener el resultado”. ¿Qué problema tenía ese tipo con ir a un hotel a descansar tras 15 horas de vuelo? Yo quería ir a un hotel por el día a tumbarme y dormir, pero tenía que hacerlo en el incómodo pupitre. Algunos de mis compañeros de vuelo y tortura se tiraron al suelo a intentar dormir.  Yo lo intenté en la mesa, pero me fue imposible. La altura de la silla y la mesa hacían casi imposible que encontrara una postura cómoda.

A eso de las 10, llegan 2 hombres con trajes médicos azules con un sobre. ¡Los resultados ya están aquí!. Falsa alarma. Es el sobre para hacerte el test desde casa el día 10. Siguiendo el mismo proceso de escupir, llamas a un teléfono y por 10€ te vienen a recoger la muestra a casa. Esta prueba es opcional pero recomendable.

Parecía que llevaba una eternidad en esa especie de purgatorio. Algunos valientes preguntaron al personal cuando estaría el test, pero no sabían la respuesta. “Depende del laboratorio, a veces está al mediodía”. Llegaron las 12 y ahí no vino nadie. Nos dieron un snack y bollito para comer.  El aire acondicionado estaba a tope y la gente empezaba a tener frio. Repartieron unas mantas a los más

Llevaba más de 24 horas sin dormir. Nadie se rebelaba, todos preguntaban con una falsa sonrisa a los pobres vigilantes si sabían algo de la prueba. Respondían con otra sonrisa “no tengo ni idea, ya faltará poco”.  Creo que perdí el sentido del tiempo y la realidad, cerré los ojos pensando que pecado había cometido para ser castigado con esa cruel tortura.

10 horas más tarde por fin se presentan los hombres de azul con el resultado de la prueba. “Ha dado usted negativo, puede irse a casa”. Pensaba que darían el test primero a los que llegamos antes, pero por lo visto ese no es el proceso. Los pasajeros del avión que llegó 4 horas más tarde que el nuestro recibieron los resultados al mismo tiempo.

No me lo podía creer. Si hubiera dado positivo creo estaría igual de contento solo por poder escapar de ahí. Rumbo a las maletas me indican que primero tengo que tomar un bus. Pues nada, a esperar 30 minutos más a que se llene y llegar por fin a inmigración y recoger la maleta que por lo menos ya estaba fuera de la cinta junto a las del resto del pasaje.

El resto ya fue pan comido. Mi taxi condujo a 140 por la autopista, aunque bajó a 120 cuando empezó a granizar.  Llegué a casa donde me esperaba mi mujer, la cual no pudo viajar conmigo a España. Por suerte tenemos 2 habitaciones y 2 baños. Pasaremos la cuarentena juntos pero separados. Ella puede hacer vida normal, pero yo tengo que estar aquí en la habitación sin salir mucho y dejarme cuidar.

Si os toca volver a Hong Kong ,creo que es mejor aterrizar a la tarde y que os manden al hotel. No recomiendo a nadie esperar 10 horas sentado en el pupitre especialmente si llegas de un viaje largo como hice yo.  Obviamente esto son problemas menores comparado con ponerte gravemente enfermo o no poder viajar. Me considero muy afortunado de haber podido estar con mi familia sin saber cuando podré volver. También agradezco el poderme hacer el test de manera gratuita por el gobierno de Hong Kong y las molestias que se toman para controlar la pandemia. La única crítica es que tienen que poder hacer los test más rápido o mandar a gente a los hoteles también por el día.

Cuando llegué a España, estuve 14 días en cuarentena voluntaria en Bilbao antes de reunirme con mi familia por precaución. No me importa estar en casa en Hong Kong otras 2 semanas sin poder salir, mi mayor queja es solo al tiempo de espera en el aeropuerto. Son medidas que de aplicarse en Europa o España seguramente evitarían contagios.

ACTUALIZACIÓN

  • Cathay acaba de confirmar que depende de la hora de llegada, el trámite de espera es diferente. Si llegas antes del mediodia, tienes que esperar como hice yo una media de 8 a 12 horas.
  • Si llegas a la tarde, te mandan al hotel REGAL ORIENTAL KOWLOON, podrás coger tus maletas y pasar inmigración. Te llevan en un autobús y en el hotel se te sirve cena y desayuno. Entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde del día siguiente te llamarán para confirmarte el resultado del test. Si sale negativo te puedes ir a pasar la cuarentena al lugar designado (casa, hotel)
  • Diario de Cuarentena Día 1. La app “Stay at home safe” empieza a sonar y vibrar a eso de las 3 de la tarde. Sale una cuenta atrás de 20 segundos para que escanee el código QR de mi brazalete en la app. Así lo hago. La app me vuelve a pedir lo mismo 6 veces más durante el transcurso de la tarde.

Terraforming Media es un proyecto de información digital independiente. Para mejorar y crecer necesitamos tu apoyo. Si lo deseas puedes hacer una donación en nuestro Patreon o mediante Bitcoin y otras criptomonedas.

Redada en Hong Kong contra el periódico Apple Daily. Su dueño, Jimmy Lai, detenido

La redacción del popular periódico de Hong Kong, Apple Daily ha tenido una visita inesperada la mañana del 10 de agosto. Alrededor de 200 policías han hecho una redada y han detenido a varios trabajadores del tabloide, entre ellos su director y dueño, Jimmy Lai, sus dos hijos y cuatro redactores jefes.   Con la nueva ley de seguridad en la mano, se le acusa de interferir con fuerzas extranjeras, aunque de momento no se han demostrado las acusaciones.

La policía acordonó todo el cuarto piso del edificio, que albergaba los departamentos de secretaría, finanzas y recursos humanos de Next Digital.  Los empleados rechazaron la demanda de los oficiales de examinar los datos y archivos del servidor de Next Digital. Los abogados en el lugar dijeron que esos registros contenían material de noticias que no estaba cubierto por la orden judicial.

Se retiraron decenas de cajas que contenían documentos y hardware informático. El activista Joshua Wong dijo que los arrestos y la redada estaban relacionados con las sanciones estadounidenses impuestas a funcionarios de Hong Kong y China continental el viernes.

La empresa matriz de Apple Daily,  Next Digital, la cual  cotiza en la bolsa de Hong Kong,  ha tenido una fuerte subida tras conocerse los graves hechos. Un apoyo de los inversores a Jimmy Lay y su periódico que llevaba con problemas financieros desde hace varios meses.

Su línea editorial criticando al Partido Comunista y apoyando a los partidos Prodemocracia de Hong Kong y las protestas en contra del gobierno, no gustaba nada en Pekín y en Hong Kong, que presionaron a varios anunciantes para que dejaran de utilizar el periódico para publicitarse. Eso hizo que los ingresos financieros decayeran y tuviera que buscar otras formas de obtenerlos. Subscripciones digitales, programas de afiliados, y sobre todo ampliar contenido e incluso sacar una edición en inglés para obtener lectores internacionales.

Jimmy Lai ya tenía causas pendientes abiertas por participar y organizar asambleas ilegales el año pasado y este 2020. De hecho, el dueño del periódico ya dijo en reiteradas ocasiones que no tenía miedo de ir a la cárcel y que no iba a abandonar Hong Kong. Especialmente cuando promulgaron la ley de seguridad nacional, Jimmy creó una cuenta en Twitter donde escribe en inglés donde ha estado muy activo criticando las medidas del gobierno hongkonés y comunista e igualmente llamando la atención de políticos internacionales del Reino Unido o Estados Unidos. En algunas intervenciones en Televisión ha pedido la ayuda del gobierno de Donald Trump e incluso le puso en portada cuando el presidente de los Estados Unidos anunció que dejaba de considerar a Hong Kong territorio autónomo de China.

La orden judicial no incluye registrar material de los periodistas, aunque han circulado imágenes de policías rebuscando en los cubículos de algunos reporteros.

La nueva ley de seguridad nacional tiene en su artículo 29 la descripción de los hechos punibles por interferencia de fuerzas extranjeras. Un delito que puede conllevar cadena perpetua.

Artículo 29

  • Una persona que robe, espíe, obtenga con pago o proporcione ilegalmente secretos de Estado o inteligencia sobre seguridad nacional para un país extranjero o una institución, organización o individuo fuera del continente, Hong Kong y Macao de la República Popular de China.
  • Una persona que o conspira con un país extranjero o una institución, organización o individuo fuera del continente, Hong Kong y Macao de la República Popular de China, o recibe directa o indirectamente instrucciones, control, financiación u otro tipo de apoyo de un país extranjero o una institución, organización o individuo fuera del continente, Hong Kong y Macao de la República Popular de China,
  • (1) librar una guerra contra la República Popular de China, o usar o amenazar con usar la fuerza para socavar gravemente la soberanía, la unificación y la integridad territorial de la República Popular de China;
  • (2) perturbar gravemente la formulación y aplicación de leyes o políticas por el Gobierno de la Región Administrativa Especial de Hong Kong o por el Gobierno Popular Central, lo que probablemente cause graves consecuencias;
  • (3) manipular o socavar una elección en la Región Administrativa Especial de Hong Kong, lo que probablemente cause graves consecuencias;
  • (4) imponer sanciones o bloquear, o participar en otras actividades hostiles contra la Región Administrativa Especial de Hong Kong o la República Popular de China; o
  • (5) provocar por medios ilícitos el odio entre los residentes de Hong Kong hacia el Gobierno Popular Central o el Gobierno de la Región, lo que probablemente tendrá graves consecuencias.
  • La persona que comete el delito será condenada a una pena de prisión de duración determinada no inferior a tres años ni superior a diez años; La persona que cometa un delito de carácter grave será condenada a cadena perpetua o prisión de duración determinada no inferior a diez años.
  • La institución, organización e individuo fuera del continente, Hong Kong y Macao de la República Popular China a que se refiere el primer párrafo de este artículo serán condenados y sancionados por el mismo delito.

Los medios internacionales se han hecho eco de la noticia y las organizaciones de periodistas de Hong Kong han condenado la acción diciendo que es un ataque a la libertad de prensa y de expresión. El club de corresponsales extranjeros en Hong Kong ha dicho lo siguiente:

Los arrestos y la redada en la sala de redacción son un asalto directo a la libertad de prensa de Hong Kong y señalan una nueva y oscura fase en la erosión de la reputación mundial de la ciudad. Los acontecimientos de hoy despiertan la preocupación de que tales acciones se estén utilizando para borrar las libertades básicas en Hong Kong.”

Hong Kong no tiene un sistema de acreditación de prensa, que ha sido una de las características distintivas de su papel como bastión de la libertad de prensa en Asia. En ausencia de un sistema de acreditación, parece que algunos agentes de policía están sustituyendo su juicio sobre qué medios de comunicación consideran “amigables” y se les permite cubrir reuniones informativas importantes, y qué medios pueden bloquear”.

Ahora queda esperar en como se desarrolla el proceso judicial. El caso puede ser llevado a los tribunales de China continental o puede ser juzgado en Hong Kong con los magistrados que se eligieron para llevar casos relativos a la ley de seguridad nacional.  

En Terraforming Media hemos hablado con un compañero del Apple Daily y nos ha dicho que a pesar de que la acción de la policía, el periódico sigue trabajando. Muchos periodistas se encontraban teletrabajando debido a las restricciones por el coronavirus, por lo que en la redacción no había mucha gente.

Todos los medios y periodistas que trabajamos en Hong Kong estamos preocupados desde que se puso en vigor la ley de seguridad nacional. Las organizaciones de prensa han pedido a Carrie Lam que concrete en que afecta a los periodistas la nueva ley, ya que muchos artículos dan pie a diferentes interpretaciones. La jefa del ejecutivo se ha negado a responder. Solo dijo “si los periodistas no vulneráis la ley, yo no iré a por vosotros”.  

El fin de las libertades básicas en Hong Kong

Tras 10 días desde la puesta en vigor de la ley de seguridad nacional para Hong Kong, ya nos podemos hacer una idea del futuro que les espera a la ciudad.

La Constitución de Hong Kong (Ley básica) estipula en su artículo 23 que la ciudad tiene la potestad y obligación de dotarse de una legislación de seguridad nacional. Esto no ha ocurrido por diferentes motivos desde la devolución a China por parte del Reino Unido en 1997.  Desde junio del 2019 se han sucedido diversas protestas que ya hemos explicado en diferentes artículos de Destino Hong Kong. Parte de estas protestas pedían la independencia de Hong Kong y se sospechaba que países como Estados Unidos han estado involucrados en pagar parte de la campaña de las protestas. Si bien la mayoría de las protestas han sido pacíficas, otras han acabado con enfrentamientos entre la policía y manifestantes, con heridos y una ciudad en recesión. El coronavirus ha impedido que la ciudad se recupere este 2020 y también ha sido una de las causas de que las protestas hayan disminuido significativamente.

A modo de venganza el partido comunista Chino anuncia en mayo que va a promulgar una ley de seguridad nacional, pillando por sorpresa al gobierno de Hong Kong, que no esperaba este movimiento. El 30 de junio a las 11 de la noche entraba en vigor la ley. Ya hemos hablado en detalle aquí de los artículos más importantes.

Desde la aprobación de la ley se han sucedido numeras reacciones:

  • Canadá y Australia suspenden el tratado de extradición con Hong Kong
  • Australia no recomienda viajar a Hong Kong y pide a los nacionales que residan en la ciudad que se piensen 2 veces seguir allí si están preocupados por la nueva ley
  • Estados Unidos anuncia represalias a China y deja de considerar a Hong Kong región autónoma
  • Reino Unido ofrece facilidades de visa y ciudadanía a los Hongkoneses con pasaporte británico especial.
  • Facebook, Whatsapp, Zoom, Telegram y otras apps anuncian que no aceptaran peticiones de datos personales por parte de la policía de Hong Kong.
  • Tik Tok anuncia que deja de funcionar en Hong Kong
  • Demosistō, el Partido politico del famoso activista Joshua Wong se disuelve.
  •  Nathan Law, uno de los fundadores del partido anuncia que se ha ido de Hong Kong para promover la democracia en la ciudad desde el extranjero.
  • Joshua Wong decide presentarse de manera independiente a las elecciones al parlamento del 6 de septiembre
  • Diversos columnistas anuncian que dejarán de escribir en los periódicos

Del lado del gobierno de Hong Kong y Pekín no han perdido el tiempo y han nombrado a los encargados de los diversos departamentos de la oficina y policía especial de seguridad nacional, así como a los jueces y al director de enlace con Pekín. La oficina estará provisionalmente en el hotel Metropark. 

En cuanto a la aplicación de la ley, en principio son los jueces los que deben crear jurisprudencia con sus sentencias, algo que de momento no ha ocurrido, pero el gobierno ya ha empezado con una política del miedo insinuando lo que puede ser legal o no. Por ejemplo, el lema “Liberad a Hong Kong, la revolución de nuestro tiempo” dicen que es contrario a la ley de seguridad nacional.  Libros publicados en el pasado, serán revisados en librerías y colegios algo que va en contra de la retroactividad de la ley. El himno “Gloria a Hong Kong” se considera algo político y no podrá ser cantado en las escuelas, también se está pidiendo que el debate político sea prohibido de los colegios.

No solo la libertad de expresión está en peligro sino también la libertad de prensa, algo que desde Terraforming Media condenamos, ya que Hong Kong ha sido hasta ahora una zona donde se podía ejercer este derecho con normalidad.  El club de corresponsales extranjeros ha escrito varias cartas a la jefa del ejecutivo Carrie Lam, pare que especifique los puntos menos claros de la ley con relación a la libertad de prensa. De momento lo único que ha dicho Carrie Lam es que, si los periodistas aseguramos al 100% no cometer ninguno de los 4 delitos de la ley de seguridad nacional, ella no irá contra la prensa.

Esto deja en el limbo que se puede escribir y que no se puede escribir. Desde el comité de seguridad nacional aseguran que pueden pedir a las publicaciones que retiren un contenido bajo amenaza de multa o cárcel.  No olvidemos que la ley tiene alcance internacional, por lo que no solo los periodistas con sede en Hong Kong pueden ser procesados, sino cualquier periodista o persona en el extranjero.

La libertad de manifestación también parece que va a estar limitada. Por ejemplo, el lunes 6 hubo el habitual “lunch with you”, una protesta a la hora del almuerzo en un centro comercial donde media docena de manifestantes cantan y gritan unos slogans. (5 demandas ni una menos, Democracia para Hong Kong, etc). Pues bien, esta pacífica protesta ha ocurrido sin incidentes la mayoría de las veces, pero esta vez la policía entró, disolvió la protesta y retuvo a varios de los organizadores. En Terraforming Media pudimos entrevistar a uno de ellos.

Los manifestantes tienen que usar mensajes en clave para poder evitar la censura de la nueva ley. Hemos visto en la última protesta a varias personas incluso portando folios en blanco.

Desde ahora la policía puede entrar en propiedades sin autorización judicial, confiscar pasaportes o chequear móviles y ordenadores. Pueden pedir a los operadores de internet que bloqueen servicios o que den datos.  Algunos procesados pueden ser juzgados y condenados en China.  

Carrie Lam aseguró que las libertades básicas de Hong Kong no se verían comprometidas con esta ley, pero estamos viendo que no es así. No estamos hablando de un caso de poner una bomba o quemar un establecimiento. Estamos hablando de que los periodistas tienen que auto censurarse, cualquier protesta puede ser acusada de ir en contra del gobierno y por lo tanto subversión o terrorismo y que libros, documentales pueden ser prohibidos de la ciudad.  Libertades básicas cercenadas al igual que ocurre en China continental.  El lema de 1 país 2 sistemas no se cumple si Hong Kong se convierte en otra ciudad China. Obviamente a Pekín le interesa que la excolonia británica siga siendo un centro financiero independiente, pero aparte del dinero y los negocios, les importan muy poco las libertades básicas.

Eso no sorprende viniendo de Pekín, pero si del gobierno de Carrie Lam que demuestran que no tienen autoridad y que ya ni Xi Jinping confía en ellos para poner orden. Y es un hecho confirmado por la propia Carrie Lam de que no pudieron acceder a todo el borrador de la ley de seguridad nacional hasta que estuvo promulgada.  Incluso hubo críticas de ex miembros de gobierno a Pekín de no haber enseñado el borrador antes de votarlo.

En el mejor de los casos Hong Kong puede convertirse en una especie de Singapur, una ciudad segura, pero sin alma y artificial donde nadie levanta la voz contra el gobierno, donde no hay protestas. En el peor de los casos, apenas habrá diferencia de vivir en Hong Kong que en ShenZhen.   

Desde Terraforming Media seguiremos contando lo que ocurre en  Hong Kong mientras nos dejen y condenaremos los ataques a las libertades vengan de donde vengan. Nuestro corresponsal @Trikar está en twitter actualizando constantemente.

Terraforming Media es un proyecto de información digital independiente. Para mejorar y crecer necesitamos tu apoyo. Si lo deseas puedes hacer una donación en nuestro Patreon.

Crónica de las primeras protestas tras la aprobación de la ley de seguridad nacional en Hong Kong

Ayer 1 de julio, día de conmemoración del 23 aniversario de la devolución de Hong Kong a China por parte del Reino Unido, miles de personas salieron a las calles, para mostrar su rechazo a la recién impuesta ley de seguridad nacional. Las fuerzas de seguridad se emplearon a fondo usando cañones de agua, balas pimienta y gases lacrimógenos. Un agente fue apuñalado en el brazo y hubo más de 300 detenidos, algunos acusados de infringir la nueva ley de seguridad.

Terraforming Media estuvo en Causeway Bay informando en directo en twitter desde las 2 de la tarde. A nuestra llegada ya pudimos observar la cantidad de policía desplegada desde Central, pasando por Admiralty, Wan Chai y Causeway Bay. La marcha estaba prevista a las 14 horas hora local aunque la policía de Hong Kong empezó con los arrestos antes. En su cuenta de Twitter anunciaban que habían detenido a una persona por portar carteles pro independencia y añadían que será acusado con la nueva ley de seguridad nacional.

A pesar de las restricciones por el coronavirus, la prohibición de la policía y la nueva ley de seguridad en vigor, miles de personas desafiaron a la autoridad y marcharon de forma pacifica por Hennesy Road. La marcha no pudo transcurrir con normalidad pues las fuerzas de seguridad acordonaron las arterias principales. Esto hizo que la multitud se dispersara en pequeños grupos, haciendo más peligrosa la situación.

En nuestro caso nada más llegar ya fuimos rociados con los cañones de agua. Esta agua es peligrosa no solo porque es lanzada a presión sino porque contiene un componente químico que te irrita la piel, los ojos y te dificulta la respiración. Por suerte pudimos protegernos sobre un coche aparcado, pero a pesar de llevar gafas y máscara de protección, notamos los efectos. En este vídeo se puede ver en detalle lo sucedido.

Fueron varios los periodistas que sufrieron los efectos de los cañones del agua. La asociación de periodistas de Hong Kong ha condenado estos ataques a la libertad de prensa.

Más tarde, pudimos observar a la policía disparar balas pimienta contra algún manifestante. No pudimos ver el motivo del uso de dicha arma.

Si que es cierto que algún manifestante más radical vandalizó algún comercio e incluso puso barricadas en la carretera. La policía hizo uso de gases lacrimógenos en esta ocasión.

En otra zona en la que no estuvimos, un policía en solitario intentó detener a un manifestante, pero se vio rodeado por una multitud que intentó evitar la detención. Una persona aprovechó la situación para apuñar en el brazo al agente.  Horas más tarde un sospechoso con el apuñalamiento fue detenido en el aeropuerto cuando intentaba escapar a Londres.  En este vídeo se puede ver lo sucedido.

A media tarde intentamos ir a Wan Chai para ver como estaba la situación por allí, pero nos cruzamos con un escuadrón de policías que nos obligaron a marchar hacia Causeway Bay.

Cuando logramos ir a Wan Chai nos encontramos con barricadas en la carretera, clavos para pinchar ruedas de los vehículos y ladrillos arrancados de las aceras. Algo que sucedió en numerosas ocasiones en las protestas del año pasado.  Por los callejones se sucedían carreras entre algunos manifestantes y policías. El habitual juego del gato y del ratón que suele terminar con detenidos.

La protesta continuó hasta entrada la noche y terminó con más de 300 detenidos. Fuimos testigos de algunas detenciones y puede que más de uno se enfrente a penas de varios años de cárcel si le aplican la nueva ley de seguridad.

Es una incógnita que pasará el resto del verano.  Por un lado, siguen las restricciones por el coronavirus con un límite máximo de 50 personas y por otro lado ya está en vigor la ley de seguridad nacional. Habrá que ver si produce el efecto esperado por el gobierno local y de Pekín, y las protestas cesan. Lo cierto es que a pesar de lo ocurrido ayer y en un par de protestas, la mayoría han transcurrido sin mayores incidentes.  También es verdad, que de momento no se ha autorizado ninguna manifestación, algo que no sucedió el año pasado cuando 2 millones de personas salieron a las calles a protestar por la ley de extradición. 

Si el gobierno de Carrie Lam decide algún día retirar la restricción de grupos y autorizar alguna manifestación puede que veamos algo parecido al año pasado. De momento parece muy complicado que la cosa cambie. El gobierno quiere una ciudad tranquila y hará todo lo posible para alargar ciertas medidas por el coronavirus. En cuanto a la ley de seguridad, no prohíbe las manifestaciones, aunque dependiendo del objetivo y motivo de la protesta, esta puede entrar dentro de la ley y por lo tanto ser prohibida.

Aparte de las protestas, habrá que ver la reacción de algunos hongkoneses. Varios países como Taiwán, Reino Unido o Australia están anunciando facilidades para ofrecer asilo y visados. Puede que veamos un éxodo los próximos meses de ciudadanos a estos países, aunque China ya ha advertido que no va a permitir que otros países den visados a los hongkoneses.