Algo huele a podrido en Hong Kong. Aumenta la presión por parte de EE.UU a China por la ley de seguridad nacional

Ayer miercoles 27 de mayo, Terraforming Media estuvo dentro del parlamento de Hong Kong (Legco) siguiendo en directo el debate acerca de la ley del himno nacional. Esta ley castigará al que ofenda al himno chino con multas de 6.000 euros y 3 años de cárcel.

En la calle había convocadas decenas de protestas a lo largo de la ciudad e incluso se hizo un llamamiento a la huelga y a cortar los túneles que unen Kowloon y HK Island.  Las fuerzas de seguridad han aprendido bien la lección del año pasado y desde el martes ya blindaron el acceso al Legco. El miércoles a primera hora de la mañana, miles de policías y antidisturbios empezaron a desplegarse por estaciones de metro estratégicas en Central, Admiralty, TST o Wan Chai. El puente peatonal para entrar al edificio del parlamento estaba cortado con varios check points donde había que identificarse para poder pasar.

En las redes sociales se hablaba de que era muy difícil hacer protestas y la ciudad parecía en calma. Dentro del Legco, se esperaba con impaciencia del debate parlamentario. Decenas de periodistas estábamos agolpados en la puerta de la cámara mientras uno a uno entraba diferentes legisladores.

La sesión empezó primero con la intercalación de 6 preguntas de los diferentes grupos parlamentarios y luego ya se pasaba a debatir la ley del himno nacional. Durante las preguntas se trataron algunos temas interesantes como el aumento de “ataques terroristas” en palabras del grupo proPekín. “Los jóvenes importan diferentes productos a Hong Kong y luego buscan en internet como fabricar explosivos o balas”, dijo un parlamentario. “Es necesaria la creación de programas educativos para los jóvenes en el rechazo a la violencia y la responsabilidad de cometerla”. Llegaron a comparar algún ataque frustrado de los radicales de Hong Kong con atentados con muertos en Estados Unidos, Londres y Oriente Medio.

Otra de las preguntas hacía mención a la posible regulación de los medios de prensa y periodistas en Hong Kong. Hace un par de semanas, un adolescente de 13 años fue detenido durante una protesta asegurando que era un periodista en prácticas. Lo curioso es que realmente lo era, pero ¿No debe haber unos mínimos para ejercer la profesión con responsabilidad y profesionalidad?, se preguntaron en la cámara. Desde el gobierno en principio se negó que vayan a realizar una especie de lista con los medios autorizados para ejercer en Hong Kong, aunque se puso ejemplos del Reino Unido o Estados Unidos donde es necesaria un pase de prensa especial para poder trabajar. En Hong Kong hay varias asociaciones de periodistas y fotógrafos que emiten pases de prensa especiales, pero no son necesarios para poder ejercer la profesión.  A este problema se le añade que hay veces que la gran cantidad de periodistas hacen complicada la labor de la policía. Hemos visto como algunos fotógrafos han sido rociados con espray pimienta o retenidos por hacer su trabajo. Es cierto que hay situaciones que hay más gente con chalecos amarillos que policías y protestantes. La policía de Hong Kong cree que algunos de estos son falsos periodistas que se mezclan con los verdaderos con la intención de avivar las protestas e interferir deliberadamente su trabajo.

A las 3 de la tarde y con varias horas de retraso por fin empezó el debate sobre la ley del himno nacional. Durante años en Hong Kong la inmensa mayoría de los habitantes no ha tenido problema con los símbolos e himnos chinos, pero desde la revolución de los paraguas ha comenzado una corriente que rechaza estos símbolos. El bando prodemocracia preguntaba al otro grupo, a que creen que es debido este cambio en la sociedad. El principio 1 país dos sistemas da a Hong Kong una autonomía casi equiparable a la de un país independiente, pero esa autonomía se ha visto erosionada los últimos años lo que ha provocado una desafección en los hongkoneses. Otro argumento en contra de la ley por parte de los prodemócratas es que para China ser patriota significa ser de Partido Comunista. Si estás en contra de Partido estás en contra de China con independencia de los símbolos.  Otro argumento para oponerse a la ley es que tiene un componente ideológico y represivo. La sociedad de Hong Kong es adulta y responsable y no necesita castigos como los niños pequeños. Lo ven una limitación a la libertad de expresión y creen que al final la ley se va a interpretar de una manera que alguien sin intención de ofender al himno sea acusado de tal.

Por parte del gobierno se defendía la ley como necesaria y que solo cuando se ofenda públicamente será aplicable. Si el himno suena en un bar o restaurante en la TV, no es necesario ponerse de pie o hacer alguna acción determinada. Eso no es ofender al himno. Incluso si se canta en cantonés en vez de en mandarín tampoco eso es una ofensa. Los centros educativos tienen que implantar el himno para que los jóvenes aprendan a respetar los símbolos.

El debate ha continuado hoy jueves, pero por muy poco tiempo. 3 legisladores prodemocracia han sido expulsados y en el momento de expulsar al legislador Ted Hui, este se ha acercado corriendo a la mesa del presidente de la cámara y ha arrojado un paquete al suelo. Sin saber de que se trataba, los miembros de seguridad del parlamento lo han tapado con una manta. A los pocos segundos un pestilente olor ha invado la cámara y las afueras provocando nauseas a algunos asistentes. Damos fé que olía muy mal.

 Mientras algunos pensaban que era una bolsa llena de heces o abono, otros han dicho que se trataba de plantas podridas. A los 20 minutos o así y tras quitar la bolsa sospechosa, numerosos restos quedaban en la moqueta, y debido al olor se ha suspendido el pleno. Los bomberos han hecho acto de presencia con máscaras de gas y dispositivos especiales para analizar muestras y los gases.

Hace tan solo unos minutos de escribir estas líneas, el jefe de policía y el jefe de bomberos han dado una pequeña rueda de prensa para informar del contenido de la sustancia maloliente. Han confirmado que contenía monóxido de carbono y sulfito de hidrógeno. Gases que de respirarse largos periodos pueden ser peligrosos. El jefe de policía ha dicho que han abierto una investigación interna para ver si se ha cometido algún delito.

El debate sobre el himno nacional tendrá que seguir en otra ocasión. Ayer en la calle hubo más de 300 detenidos, muchos de ellos menores de edad. A la noche el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo presentaba al congreso una declaración de que los Estados Unidos no consideran a Hong Kong una ciudad autónoma y que es el Partido Comunista Chino el que está mandando en la ciudad. Igualmente, el presidente Donald Trump anunció que esta semana van a lanzar una respuesta, seguramente acompañada de sanciones, a China por la imposición de la Ley de Seguridad Nacional. De darse estas sanciones, el perjudicado podría ser Hong Kong directamente, pues tiene un estatus comercial con los estados Unidos que se podría perder. La respuesta de China puede ser la de atacar al personal y empresas americanas en Hong Kong mediante expulsiones o limitaciones del visado.

Fuera del parlamento el activista Joshua Wong y sus compañeros del partido Demosistō, Agnes Chow y Nathan Law han dado una pequeña rueda de prensa para comentar los pasos dados por el gobierno de los Estados Unidos. Dicen que, si el precio de la libertad respecto a China, conlleva sanciones por y perdida de estatus con los americanos, es un precio que el pueblo de Hong Kong está dispuesto a asumir.

Última hora: El gobierno comunista Chino acaba de aprobar con 2878 votos a favor, 1 voto disidente y 6 abstenciones la resolución para establecer mecanismos legales y de cumplimiento para salvaguardar la seguridad nacional en Hong Kong.

Terraforming Media es el único medio en español que está informando desde Hong Kong. Nuestro corresponsal @Trikar está en twitter actualizando constantemente.

Terraforming Media es un proyecto de información digital independiente. Para mejorar y crecer necesitamos tu apoyo. Si lo deseas puedes hacer una donación en nuestro Patreon.

Un comentario en «Algo huele a podrido en Hong Kong. Aumenta la presión por parte de EE.UU a China por la ley de seguridad nacional»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *