China avisa, Hong Kong no tendrá futuro si las protestas vuelven

Hong Kong lleva en recesión desde el año pasado por culpa de las protestas. La pandemia del coronavirus ha contraído la economía aun más y las previsiones para los próximos meses no son muy buenas.

El problema es que, aunque la crisis del coronavirus parece que ya está casi superada, las protestas han vuelto a la ciudad. De momento no hay que lamentar graves incidentes, pero este puente de mayo, ya habido intervención de la policía antidisturbios en 2 centros comerciales. Más de 3.000 agentes han estado patrullando las calles de Hong Kong este fin de semana.  Se espera que las medidas de prevención por el coronavirus se relajen los próximos días. Una de esas medidas es el límite de cuantas personas juntas pueden estar en la calle y en bares o restaurantes. De momento el límite es 4 y se espera que mañana se anuncie un nuevo límite de 8 personas.

Sin casos nuevos por coronavirus en la ciudad desde hace 5 días, no será fácil para el ejecutivo de Carrie Lam de mantener estas limitaciones hasta entrado el verano sin una justificación.  Ya hemos visto este fin de semana un aperitivo de lo que viene. Es solo cuestión de tiempo que las protestas y los enfrentamientos con la policía se tornen más violentos por los 2 lados. En medio, comercios y establecimientos afectados que intentan sobrevivir a la recesión.

Según informa el diario Bloomberg Hong Kong está en camino de una recesión potencialmente peor que la crisis financiera asiática de la década de 1990. Los economistas pronostican una caída en la producción del 6,5% el primer trimestre comparado con el mismo período del año anterior.

Aunque la ciudad ha creado unos paquetes de estímulo para las empresas, muchas de estas ayudas no llegaran hasta mediados de año. Para muchas empresas, estas ayudas serán insuficientes y si la situación no mejora a corto y medio plazo tendrán que cerrar.

El número de vacantes el sector privado ha aumentado un 30% respecto al año anterior. En el sector minorista y de hostelería, el paro ha aumentado entre un 40% y 60%.

Una calle de Hong Kong. Foto: Terraforming Media

Y es que, aunque la ciudad empiece a abrirse al turismo, este seguirá siendo muy bajo. Otros países tienen restricciones de viaje y si las protestas se tornan violentas, los viajeros preferirán otros destinos más seguros a Hong Kong

De igual manera, conocemos a varios expatriados que han puesto fin a su aventura hongkonesa después de varios años en la ciudad.  Hay indicios de más ciudadanos obteniendo el certificado de penales, requisito para obtener visa en otras ciudades.

Por último, el partido comunista chino sigue lanzando mensajes de advertencia. Este fin de semana ha cargado duramente contra las protestas, cuando la realidad es que han tenido muy poco seguimiento y ha habido más tensión por el gran número de policías que han hecho acto de presencia que por la protesta en sí.

La oficina de enlace de Pekín en Hong Kong dijo este domingo que “Hong Kong no tiene futuro si los manifestantes anti gobierno vuelven a la violencia en vez de luchar contra la crisis del coronavirus”.

Desde Pekín por otro lado tienen prisa para que en Hong Kong se apruebe la ley de seguridad recogida en el artículo 23 de la ley básica. Ya lo intentaron en 2003 y hubo grandes protestas de oposición a la misma.  El famoso artículo 23 dice:

“La Región Administrativa Especial de Hong Kong promulgará leyes por sí sola para prohibir cualquier acto de traición, secesión, sedición, subversión contra el Gobierno de China o robo de secretos de estado, para prohibir que organizaciones u organismos políticos extranjeros realicen actividades políticas en la Región, y para prohibir que las organizaciones políticas u organismos de la Región establezcan vínculos con organizaciones u organismos políticos extranjeros.”

Desde China se ha propuesto una fecha tope para aprobar la ley de seguridad. Agosto del 2021.  Creen que, si se aprueba el proyecto de ley, sería el fin de los problemas y de las protestas.  En septiembre de este año hay elecciones al parlamento y se podría dar una mayoría de representantes prodemocracia. De suceder esto, sería casi imposible que el proyecto de ley a la ley de seguridad salga adelante. Algo que en China temen.  De suceder, la única solución posible es expulsar a los legisladores prodemocracia del parlamento. Ya ha sucedido en los últimos años y no sería de extrañar que vuelva a pasar.  

Terraforming Media es un medio de información digital, independiente, gratuito y sin  publicidad. Con tu apoyo nos ayudas a seguir creciendo y a mejorar.

A continuación os dejamos las diferentes opciones para realizar las donaciones. Muchas gracias. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *