Entrevistamos a un manifestante . Hong Kong está sin control

Tras 4 días consecutivos de protestas en el aeropuerto de Hong Kong y cientos de vuelos cancelados, hoy de nuevo se ha convocado otra protesta. Nos acercamos hasta la puerta de llegadas de la Terminal 1, donde cientos de manifestantes aguardan a los viajeros recién llegados para informarles con panfletos sobre las diferentes demandas y reivindicaciones.

Consigo que un manifestante me conceda una entrevista a condición de no sacarle la cara.  Se llama Steven y es nativo de Hong Kong.  Lleva una pancarta en la mano que dice: HK= Estado Policial.

Steven, uno de tantos protestantes observando desde lo alto la terminal de llegadas

P- ¿Por qué estáis protestando ahora mismo en el aeropuerto?

R- Estamos luchando por unos derechos humanos básicos. Como la libertad de expresión, libertad de asamblea y reunión. Al final lo que queremos es democracia en Hong Kong. Una democracia real en la ciudad.

P-. ¿Nos puedes explicar como funciona realmente el sistema de elección al parlamento y al jefe del ejecutivo, en este caso a Carrie Lam?

R- Solo 1200 personas tienen derecho a votar por el jefe del ejecutivo. Hablamos de una ciudad de 7 millones de habitantes.  De ese comité de 1200 personas, se incluye gente de diferentes sectores. Negocios, finanzas y también pro-Pekín, que son la amplia mayoría.

En cuanto al parlamento, un tercio lo eligen los ciudadanos de Hong Kong en elecciones. Otro tercio son pro-Pekín y el último tercio lo elige el sector empresarial. Al final mas de la mitad del parlamento tiene representantes pro-Pekín y 40% está representado por partidos prodemocracia.

Incluso de los representantes que votamos, el gobierno de Hong Kong les puede descalificar por no seguir según ellos las reglas. Media docena de representantes fueron descalificados.

Ante esta situación no podemos hacer otra cosa que salir a la calle y decir al mundo que es lo que está pasando en Hong Kong.

P- ¿Crees que después del movimiento Umbrella del 2014 donde no se consiguió nada, esta protesta que lleva ya 10 semanas conseguirá que el gobierno atienda alguna de las demandas?

R- A pesar de que primero salieron 1 millón y luego 2 millones de personas a las calles. Carrie Lam es reacia a escuchar la voz de su pueblo. Es una situación desesperada.  A pesar de que estamos dando nuestra opinión en las calles, el gobierno está intentando atemorizar a los manifestantes , arrestar y meter en la cárcel a los máximos posibles. Soy muy pesimista con esta situación.

P- Parece que la estrategia del gobierno es dejar que se enfríe la situación y cada vez menos protestantes salgan a las calles.  Si los enfrentamientos continúan, ¿Crees que podrá haber una tregua para que las 2 partes puedan dialogar y algunas de las demandas sean concedidas? Por ejemplo, la famosa proposición de ley de extradición que fue el motivo de estas protestas, Carrie Lam dice que la Ley está muerta.

R- La proposición puede salir adelante en cualquier momento, porque legalmente no está derogada. Por lo tanto, la demanda sigue en pie.

P- ¿Qué opinas del cambio de actitud de la policía?  Primero echando gases lacrimógenos y ahora encrudeciendo sus acciones dando porrazos a los detenidos. Hemos visto como una enfermera que fue herida por un disparo en el ojo tiene muchas posibilidades de perder la visión según los médicos.

R- En mi opinión, Hong Kong ahora es un estado policial.  Queremos hacer quejas formales de las diferentes actuaciones de la policía, el problema es que muchos policías no están llevando las identificaciones adrede por lo que no podemos iniciar el procedimiento. Ellos están aprovechando esta situación para ser mas violentos, disparar en el metro y lanzar gases lacrimógenos en zonas residenciales donde población sensible como niños y mayores se han visto expuestos a los gases.

Por ejemplo, la ley es clara en cuanto a disparar gases lacrimógenos en sitios cerrados y aun así lo han hecho.  Les da igual las consecuencias que puedan sufrir los niños o los mayores. Creo que Hong Kong está fuera de control.

P- ¿Crees que estas batallas callejeras con la policía pueden alejar la atención del verdadero objetivo que es derogar la ley de extradición?

R-La ley de extradición es solo la punta del iceberg. La realidad es que no tenemos sufragio universal absoluto, no elegimos nuestro gobierno y a pesar de que 1 millones de personas han salido a las calles el gobierno no hace nada.

La actitud de Carrie Lam es, como no me habéis votado, no tengo porque escucharos. Creo que la única solución es que haya sufragio universal y el conflicto se pueda resolver internamente entre las diferentes partes.  

A eso de las 6 de la tarde abandono el aeropuerto. Minutos más tarde, cientos de manifestantes empiezan a bloquear las puertas de embarque de la Terminal 2, haciendo que algunos pasajeros pierdan sus vuelos. Ante el caos reinante el aeropuerto decide de nuevo cancelar los vuelos salientes para lo que queda del día. A media noche, decenas de agentes de policía y antidisturbios llegan al aeropuerto con la intención de desalojarlo. Lo que nadie se esperaba es que los manifestantes iban a tomar rehenes. Primero apresaron a un supuesto policía de paisano haciéndose pasar por protestante. Algo que la policía ha admitido hacer en los disturbios del pasado domingo con el objetivo de detener a más manifestantes. Tras ser puesto en libertad, otra persona es retenida contra su voluntad por otro grupo de protestantes. Le acusan de ser un espía chino disfrazado de periodista de Hong Kong. La realidad es que el retenido era un periodista del tabloide nacionalista chino Global Times. Finalmente los paramédicos consiguen liberarlo y le llevan donde la policía.

Los antidisturbios entraron en la terminal con escaso éxito. Un manifestante lográ quitar la porra a un policía y empieza a golpearle con ella. El agente impotente decide desenfundar su revolver y apuntar. Por suerte no hubo disparos.

Hoy una asociación de manifestantes ha pedido disculpas por lo ocurrido anoche. Para algunos han ido demasiado lejos y están empezando a perder el apoyo y simpatía de los hongkoneses. Asociaciones de prensa han condenado el ataque al reportero chino. Tras 10 semanas de protestas, sigue sin haber avances. De momento no parece que el Ejercito de Liberación Popular vaya a intervenir a pesar de las amenazas y rumores del lado Chino y los tuits de Donald Trump.

Un comentario en «Entrevistamos a un manifestante . Hong Kong está sin control»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *