Nadie viajará a España, pero el motivo no será por la cuarentena

Mañana viernes 15 de mayo, el gobierno de España impondrá cuarentena de 14 días a todo nacional y extranjero que entre en territorio nacional.  Entre las limitaciones de esta cuarentena se encuentran la prohibición de abandonar el alojamiento excepto para ir al supermercado, banco, farmacia o médico.  Las autoridades sanitarias podrán monitorizar el estado de salud de la persona durante esas 2 semanas.

Esta medida ha generado gran polémica con defensores y detractores, especialmente del sector turístico.  Luego analizaremos las 2 posturas, pero antes un apunte. Esta medida llega tarde. En España se decretó el Estado de Alarma el 13 de marzo. La cuarentena forzosa para visitantes de otros países conflictivos se tenía que haber impuesto al menos en febrero.  Italia, China, Corea, Japón por citar algunos. Solo después de la aplicación de las medidas de confinamiento se puso coto a la entrada de ciudadanos de Italia, hasta que luego la Unión Europea cerró sus fronteras.

Por ejemplo, en Hong Kong, en vez de cerrar el paso a los viajeros, se puso la cuarentena forzosa desde febrero. Por un lado, se dejaba entrar a ciudadanos de distintos países con la condición de que pasen 14 días en cuarentena. Esa medida de por sí reduce notablemente las ganas de viajar de mucha gente. Si solo tienes pensador ir a Hong Kong por negocios un par de días no te compensa. Si tu motivo de viaje es de turismo, estar encerrado en la habitación del hotel suena poco apetecible.  En Australia se aplicó la misma medida al principio de la pandemia.

En cuanto la situación se convierte en un problema global y casi todos los países están afectados por el coronavirus, estas cuarentenas se volvieron más restrictivas y solo se permite la entrada a nacionales y residentes.

Lo fundamental es que desde febrero ya limitabas la entrada a posibles infectados y ganabas tiempo para controlar la pandemia dentro de tus fronteras. A la vista está que en Hong Kong hemos estado 3 semanas sin casos locales y solo unos cuantos importados, por lo que al estar los viajeros en cuarentena forzosa no han podido esparcir el virus.  En Australia han tenido 100 muertos en lo que llevamos de pandemia.

Notificación en mi portal de Hong Kong anunciando que 2 vecinos están en cuarentena

Otra clave es el tipo de cuarentena. La planteada en España tiene muy pocas garantías de que se pueda cumplir. Para empezar, se permite salir del domicilio o del hotel. Si estás infectado y no lo sabes porque no tienes síntomas, puedes esparcir el virus en el supermercado, banco, farmacia u hospital. Dicen que será obligatorio llevar mascarilla para estas personas, (pero no para el resto de los ciudadanos). ¿Cómo aseguras que esa persona la lleva? ¿Cómo aseguras que esa persona hace otras actividades en la calle de las permitidas?  ¿No sería más seguro pedir un certificado médico para el viajero o hacerle la prueba los primeros días?

En Hong Kong la cuarentena forzosa es diferente a lo que plantea España. En el momento de que llegas al aeropuerto, te toman los datos y te llevan al centro de exhibiciones. Ahí tienes que dejar una muestra de tu saliva para que la puedan analizar y ver si tienes el coronavirus. El proceso dura hasta 8 horas. Una vez que tienen el resultado, es cuando ya puedes irte a tu hotel o alojamiento. Si das negativo sigues teniendo la obligación de hacer la cuarentena. Tienes que verificar donde piensas alojarte los próximos 14 días. En tu teléfono móvil tienes que instalarte una app conectada al GPS y en tu muñeca ponerte una pulsera. Durante esos 14 días no puedes abandonar tu alojamiento. La comida la tienes que pedir online en el supermercado o en el restaurante. De 2 a 3 veces al día tienes que reportar tu ubicación. El gobierno de Hong Kong te manda sms varias veces al día e incluso pueden mandar unos agentes a la puerta de tu casa para comprobar que te encuentras dentro. De violar la cuarentena te expones a multas de 3.000 euros o 6 meses de cárcel.

Mientras tanto en España se confía en la responsabilidad y el sentido común del viajero, pero al mismo tiempo se corre el riesgo de que pueda infectar a otros en sus salidas autorizadas.

En España como he dicho antes la medida no ha gustado a algunos, especialmente al sector del turismo. Algunos la han calificado de medida absurda y sin sentido. Argumentan que el turismo va a ser inexistente porque nadie va a querer estar en el hotel 14 días.  Nadie puede reprochar al sector del turismo que la pandemia del coronavirus es una pésima noticia para ellos y que van a ver menguados sus ingresos, incremento de paro y posibilidad deque algún negocio tenga que echar el cierre. Aunque no están solos, otros sectores también se están viendo afectados y posiblemente lo peor esté por llegar en una crisis económica nunca vista.

Lo que no se dan cuenta es que el turismo internacional va a ser muy bajo los próximos meses con independencia de la cuarentena en España. Casi todos los países del mundo han calificado a España como país de alto riesgo por su pésima gestión del coronavirus. Casi 30.00 muertos con una de las cifras más altas de fallecidos por habitante y se han contagiado miles de sanitarios. Debido a eso han puesto grandes restricciones de entrada a los pasajeros procedentes de España. Además, nadie va a querer viajar a un país cuya reputación internacional está bajo mínimos.

 Esto quiere decir que por ejemplo que, si eres un español que vive en Japón y quieres ir un mes a España a ver a tu familia, cuando regreses, es posible que no te dejen entrar. Al menos no con las restricciones actuales. A no ser que cambien en los próximos meses, la mayoría de los españoles por el mundo que salgan de sus países de origen y viajen a España, tendrán problemas para regresar de nuevo. En mi caso si viajo a España y luego vuelvo a Hong Kong, aparte del proceso en el aeropuerto igual me obligan a pasar en un centro especial la cuarentena. Esto es una habitación enana con baño, donde no puedes salir y te dejan la comida en la puerta. Da igual si eres extranjero o nacional, viajar a España conlleva una serie de inconvenientes. En mi caso, si al final hacía el viaje, ya tenía pensado de hacer una auto cuarentena para proteger a mi familia.

Como podemos observar en este mapa del Ministerio de Exteriores, los países en color rojo son los que tienen las restricciones para los viajeros procedentes de España.

Por lo tanto, es muy difícil que entren turistas en España a no ser que la situación cambie. A esto hay que sumarle que la crisis económica está afectando a muchos países y por tanto mucha gente preferirá no viajar y ahorrar dinero o hacer un viaje por el país en vez de al extranjero.  La Unión Europea ya está dando a entender que quiere abrir las fronteras internas lo antes posible para favorecer el turismo entre los países. Pero ¿Cómo controlas este nuevo flujo de pasajeros entre países? Dentro del país es más fácil controlar lo que pasa, pero si el mes que viene se abre la frontera con Francia, puedes correr el riesgo de que aumenten los casos de nuevo. A no ser que la Unión Europea coordine un plan de test y trazabilidad en los países que pasen de fase, no veo seguro que se abra las fronteras. De hecho, en España aunque se han aumentado los test, la trazabilidad todavía es una asignatura pendiente. A día de hoy, algunas comunidades no tienen más de 5 nuevos casos. ¿No es posible que alguien haga un rastreo de esos pocos casos?  Hace 1 mes era complicado debido al gran número de infectados y hospitales colapsados, pero la situación es bastante mejor hoy. El turismo internacional va a ser muy bajo en cualquier caso, como mucho habrá turismo nacional y algo europeo.

Es cierto que no se puede tener a la población encerrada y hay que reactivar la economía, pero hay que hacerlo con garantías. Las mascarillas deberían ser obligatorias en algunos lugares, los test accesibles, trazabilidad, obligación al cumplimiento de las normas, etc.

En conclusión, creemos que la cuarentena en España llega muy tarde y no aporta ninguna garantía de cumplimiento. Muchos nuevos emprendedores tendrán que replantearse si abrir un bar es la mejor opción o empezamos a diversificar a otras industrias.  No se sabe si habrá algún día vacuna para el coronavirus o si la temporada que viene tendremos un nuevo brote. Puede que no, que solo haya algunos contagiados, pero se tomarán medidas de prevención de nuevo. Hasta que no se descubra más información del Covid19, veo difícil que hasta mediados de 2021 o 2022 podamos volver a los tiempos anteriores de la pandemia.

Terraforming Media es un medio de información digital, independiente, gratuito y sin  publicidad. Con tu apoyo nos ayudas a seguir creciendo y a mejorar.

A continuación os dejamos las diferentes opciones para realizar las donaciones. Muchas gracias. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *