Nuevas protestas y 250 detenidos el día de la madre en Hong Kong

El artículo 27 de la Constitución de Hong Kong (Ley Básica) dice lo siguiente:

Los ciudadanos de Hong Kong tienen libertad de expresión, libertad de prensa y de publicación. Libertad de asociación, de asamblea y de manifestación. Tienen derecho y libertad de crear y unirse a sindicatos, y de ir a la huelga.

De todos estos derechos reconocidos, ayer domingo 10 de mayo, varios periodistas no pudieron hacer su trabajo ni ejercer su derecho con normalidad en Hong Kong.

Periodistas siendo registrados por la policía. FOTO: Daily Record Hong Kong

La jornada se presentaba tranquila, era el día de la madre y por la calle se podía ver a bastante gente con ramos de flores para regalar a sus madres.  Por la mañana aproveché para ir al barrio de Mong Kok y hacer unas compras. A pesar de las restricciones de visitantes de China y del extranjero por el coronavirus, se podía ver por la calle a bastante gente en centros comerciales y establecimientos. Incluso la tienda de móviles china Xiaomi estaba hasta arriba de gente. Todo parecía normal hasta que en un centro comercial pude ver 3 furgonetas de la policía y varios agentes antidisturbios en la puerta. Me acerqué al interior, pero no pude ver ninguna protesta. En las redes sociales decían que no muy lejos de donde me encontraba, la policía estaba haciendo registros aleatorios a transeúntes. En la zona de TST, parecía que había más concentración de fuerzas de seguridad. Por lo visto en el centro comercial Harbour City había organizada una pequeña concentración. No pude acercarme al lugar hasta un par de horas más tarde, pero aun así pude ser testigo de la “magnitud” de la protesta.  No más de 30 personas distribuidas en las 3 plantas del hall principal cantando y gritando en favor de la libertad de Hong Kong.

Los pasados días se han sucedido similares protestas en centros comerciales sin incidentes. Todas han terminado con la llegada de los antidisturbios casi siempre en mayor número de las personas concentradas. A pesar de la tensión no ha habido mayores incidentes, aunque hubo alguna persona retenida.

Desalojo en Harbour city. Foto: Terraforming Media

Como decía, estaba en el centro comercial Harbour City hasta que la policía hizo acto de presencia para desalojar a los manifestantes. Tensión, forcejeos y algún detenido. Por poner en contexto, desde el viernes pasado, el límite de personas que pueden ir juntas es 8. La policía entiende que se sobrepasa el límite y esa concentración debe ser desalojada.

En este vídeo que grabé a las puertas del centro comercial resumo lo sucedido.

A la noche es cuando las cosas se vuelven más violentas y preocupantes. Desde casa sigo en directo las retransmisiones de los diferentes medios en el barrio de Mong Kok. Un grupo de manifestantes tiran objetos a una carretera, papeleras, botellas de plástico y latas. La policía rápidamente entra en acción y quita los objetos para que el tráfico se restablezca. En las imágenes se puede ver decenas de furgonetas de la policía y cientos de agentes desplegándose por distintos puntos. Igualmente se puede ver a decenas de periodistas con sus chalecos amarillos y cámaras siguiendo a la policía. En alguna de estas acciones la policía empieza a correr para detener a activistas y los periodistas hacen lo suyo para tomar las mejores fotos e imágenes. En una de las ocasiones, la policía empieza a gritar a la prensa que se aparte apuntando con sus porras y pistolas de aire comprimido.

Foto: HSUSU

  Según avanza la noche, algunos activistas siguen tirando algún objeto e incluso prenden fuego a unas bolsas de basura en una calle. Los bomberos llegan para apagar el pequeño incendio. La policía ya empieza a perder la paciencia con los periodistas que estaban alrededor grabando y en una de las ocasiones rodean a un grupo de unos 20 reporteros, empiezan a empujar y rociarles con espray pimienta en la cara. Se oyen gritos y lloros. En las imágenes en directo se puede ver como los antidisturbios obligan a algunos periodistas a ponerse de rodillas en el suelo y que dejen de grabar. Una chica empieza a llorar y uno de los policías le grita que llore más fuerte. Nos da igual si sois periodistas o no. Tendréis que identificaros.  Uno a uno, todos los periodistas arrodillados son obligados a mostrar su DNI y decir la organización para la que trabajan a la cámara de la policía.  

Hoy los medios hablan de hasta 250 detenidos en el día de ayer. Entre ellos el famoso legislador prodemocracia Roy Kowng. En este vídeo se puede ver como le tiran al suelo con violencia y le detienen.

Nadie dudaba que una vez controlada la situación del coronavirus iban a volver las protestas a Hong Kong. Parece ser que este año la policía va a actuar de manera más contundente que el año pasado. Lo estamos viendo con pequeñas protestas pacíficas y alguna algarada callejera como la de anoche, donde posiblemente algunos de los que incendiaron los cubos de basura fueron detenidos. A los periodistas también se les lanza un mensaje. Nadie está libre de ser detenido y ejercer la libertad de prensa con normalidad es un riesgo. Y digo riesgo no en el sentido de que un fotógrafo se ponga en medio entre un radical y un policía para hacer una foto, sino de estar en la acera filmando o haciendo fotos y que directamente la policía te rocíe la cara, te ponga de rodillas y te fuerce a dejar de filmar.  La policía es consciente de que todo lo sucedido ayer fue grabado y espera que sirva de freno para algunos medios y activistas.

Periodistas en el suelo esperando a ser registrados. Foto: HKPF

En el lado político la semana pasada el parlamento fue un espejo de lo que sucede en la calle. Durante el debate parlamentario, los grupos ProPekín y Prodemocracia se enfrentaron físicamente llegando a las manos. Varios parlamentarios prodemocracia fueron sacados a la fuerza por los vigilantes del hemiciclo. Incluso uno de los políticos Propekín agarro a otro prodemocracia y lo arrastro por el suelo unos metros.

Desde China, se han lanzado mensajes de advertencia por parte de la oficina de enlace de Pekín y la de asuntos internos. https://terraformingmedia.com/2020/05/06/las-manifestantes-violentos-son-un-virus-politico-que-hay-que-eliminar-duro-comunicado-de-la-oficina-de-asuntos-internos-de-china-en-hong-kong/ Con las elecciones legislativas en septiembre, los próximos meses van a estar muy tensos en Hong Kong. En medio de una crisis económica sin precedentes, la ciudad se enfrenta a uno de sus mayores desafíos. Por un lado, la lucha por la democracia, el sufragio universal y las libertades, mientras por otro, la economía local necesita que el consumo se reactive y vengan turistas. Es complicado saber cuando se podrán abrir las fronteras con China y el resto del mundo los próximos meses. Con un descenso de más del 90% de visitantes en abril y con las protestas yendo a, va ser difícil que la ciudad se recupere este año.

No descarto cualquier situación. De momento las protestas no han alcanzado el nivel de violencia del , año pasado, pero lo que estamos viendo estos días no hace presagiar nada bueno. El año pasado el ejercito de liberación no tuvo que actuar. Parece que la policía de Hong Kong se va a esmerar al máximo para que Carrie Lam y Pekín no tengan que llamarles, pero si la situación se vuelve incontrolable China no va a dudar en actuar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *