El éxito de Black Widow en cines y en Disney+ confirma que los estrenos simultáneos han venido para quedarse

Tras año y medio de pandemia, la taquilla de los cines se empieza a recuperar en Estados Unidos. El primer signo de recuperación lo vimos con el estreno de A Quiet Place 2. En mes y medio ha recaudado 150 millones de dólares solo en Estados Unidos. Le siguió la novena entrega de la saga Fast and Furious con un estreno de 70 millones de dólares, el mejor estreno desde 2019.  

Este fin de semana Disney se enfrentaba a una prueba que puede marcar el futuro de la industria post pandemia. La viuda negra (Black Widow) se estrenaba en cines y en la plataforma de streaming Disney+ al mismo tiempo. (precio 20€). El resultado: 

  • 80 millones de dólares en su primer fin de semana en Estados Unidos 
  • 78 millones en la taquilla internacional. (Quedan países como China por estrenar) 
  • 60 millones recaudados en la plataforma DisneyPlus durante el fin de semana (en todas las regiones donde está disponible) 

De esos 60 millones, más de 20 son de usuarios de Estados Unidos, lo que deja una recaudación de al menos 100 millones en su primer fin de semana.  

Habrá que esperar al menos un par de semanas más para ver cómo se comporta la taquilla, pero con estos datos ya se pueden hacer algunos análisis.  

Estrenar en cines y en streaming al mismo tiempo no es incompatible. El público sigue eligiendo las salas de cine como primera opción, pero al mismo tiempo hay un mercado muy grande que consumidores que están dispuestos a pagar hasta 30$ por ver un estreno blockbuster en casa.   

La pandemia hizo que varias películas tuvieran que retrasar sus estrenos (Black Widow estaba prevista para 2020), mientras otras han ido directamente a las plataformas de Streaming, especialmente a HBOmax y Disney+ combinadas con estrenos en algunas salas.  (The Conjuring 3, Godzilla Vs Kong, Cruella, Wonder Woman 1984 o Soul). 

Muchas han sido las críticas por parte de directores, productores y cadenas de cine a HBO(Warner) y Disney por esta medida. Algunos analistas veían este movimiento como provisional por culpa de la pandemia, la realidad es que los números dicen otra cosa. Disney ya lleva meses lanzando estrenos simultáneos o exclusivos en su plataforma y con gran resultado de Black Widow, tienen excusa para seguir con este sistema.  

Los agoreros que decían que las salas de cine iban a desaparecer o que este movimiento mataba al cine, estaban equivocados.   

Fin de la ventana de 3 meses entre sala y alquiler

En general la ventana de 3 meses desde estreno en salas de cine al alquiler online no tiene sentido después de la pandemia. Depende de cada estudio, pero vamos a tener desde estrenos simultáneos hasta esperas de mes o mes y medio al estreno online.  La mayoría de las películas, especialmente los blockbusters hacen la mayoría de su taquilla el primer mes. Si nos vamos a película con audiencia media, depende mucho de si hay un movimiento de boca a oreja, recomendaciones personales y redes sociales, que hacen que la taquilla sea estable durante varias semanas. El resto de películas, si no logran grandes números la primera semana, no suelen sobrevivir 3 meses. Acaban solo en algunas salas o en ninguna (depende del país) y luego tienes que esperar a su estreno en digital.   

No siempre las películas que fracasan en los cines, lo hacen en el mercado del alquiler o DVD. Son films que a veces el consumidor prefiere esperar a verla en casa o está dirigida a un mercado muy concreto que no resulta rentable su paso por cines durante meses.  Ya es habitual que este tipo de películas se estrenen en plataformas de alquiler y en salas limitadas. Incluso antes de la pandemia. 

Los blockbusters al fin y al cabo son los que dan de comer a la industria. El espectador lleva año y medio viendo en casa películas de estreno y ahora tiene de nuevo la opción de ir al cine.  No todos van a volver a las salas si tienen la alternativa de verla en casa. Pongo un ejemplo real. 

El viernes alquilé La viuda Negra en Disney Plus, pagando 20€.  Nuestra cuenta de Disney es premium y se comparte con 4 familias. Todos pueden ver la película gracias a que 1 pagó por ella. Son vacaciones, muchos no están en la ciudad, difícil acceso a las salas de cine.  Otro factor es el dinero que te ahorras.  Varios miembros de la familia pueden ver la película por mucho menos de lo que te cuesta ir al cine.  

La única pega es que pierdes calidad al no verla en una pantalla grande, sonido. (En mi caso tenemos proyector y pantalla grande). También es cierto que las pantallas de TV han bajado mucho de precio y se pueden tener 50 pulgadas con sonido decente sin dejarte un pastizal.  

Esto nos lleva a la libertad de elección. Lo que pedíamos muchos hace tiempo es que se estrenen las películas en salas y online al mismo tiempo. El usuario elige.  Depende de las circunstancias, el tipo de película, etc. Por ejemplo, Dune, iré a verla en sala de cine, aunque estará disponible el mismo día en HBOmax.  Otras las veré en casa, pero al menos no tengo que esperar 3 o más meses para verla. 

A pesar de los datos mostrados por Disney, no todas las productoras y distribuidoras se van a abrir este modelo.   

Netflix y Amazon. Estrenos exclusivos en todo el mundo al mismo tiempo

Otros canales, Netflix y Amazon, llevan estrenando películas de manera exclusiva en su plataforma. La pandemia ha aumentado este tipo de estrenos, y no hemos tenidos más por culpa de las dificultades de rodar con el coronavirus. 

Los detractores de estos estrenos exclusivos en Netflix y Amazon creen que muchas películas no son “mimadas” por las plataformas. Me explico. Hay tantos estrenos de series y películas, que el usuario pierde la cuenta. No se hace tampoco la misma promoción de La viuda Negra que de Army of The dead. Si nos vamos a películas más independientes, hay veces que ni nos enteramos. Tienes que estar mirando en internet o que alguien te la recomiende por casualidad.   

Es cierto que Netflix y Amazon promocionan en sus canales los estrenos especiales y también hacen campañas en redes sociales y en la calle con grandes posters promocionales en sitios estratégicos.  

Puede dar la sensación de que las películas que se estrenan en estas 2 plataformas son de “segunda categoría”.  Estoy de acuerdo con esta afirmación. La mayoría de películas originales de Netflix son de una calidad media o mediocre.  Grandes presupuestos que no se trasladan en la producción. Y el problema no es que el formato sea más televisivo o que pierda calidad porque no se vea en una sala de cine. El problema es que la película es un truño.  

Otro problema es la canibalización. Tantos estrenos al mismo tiempo perjudican a otros. ¿Cómo promocionas por igual todos los estrenos? No puedes. Los responsables de la película tendrán que guardar presupuesto para promocionar lo que Netflix no puede hacer porque no forma parte del contrato. 

Este problema no es exclusivo de Netflix o Amazon. Antes he comentado que muchas películas se estrenan directamente en el mercado online y en unas pocas salas.  Eso sin contar que ahora Netflix estrena películas producidas en mercados locales en todo el mundo.  Tienes cine coreano, japonés, latino, europeo. Un sueño para muchos y pesadilla para otros.  

Antes de la pandemia se criticaba por ejemplo en España que en un fin de semana tenías un exceso de estrenos en salas de cine. La solución a ese problema es escalonar los estrenos, pero siempre vas a tener contenido por estrenar y las salas- distribuidoras van a priorizar ciertos títulos sobre otros.  

La solución a todos los problemas comentados es seguir potenciando los estrenos simultaneos y educar al consumidor en pagar. Obviamente el sueño del pirata es poder distribuir Black Widow en calidad HD. Si millones se descargaban screeners grabados con un móvil, imagina ahora que puedes tener blockbusters gratis en HD.  Por suerte en 2021 tenemos servicios de estreaming que funcionan muy bien y la gente paga por contenidos. Hay que seguir educando y potenciando estos servicios. Si con 1 click puedo ver una película pagando en casa, prefiero pagar a tener que descargar.  

La diferencia temporal de estrenos entre países también favorece la piratería. No tiene sentido que una película se estrene en Estados Unidos y a España llegue meses más tarde cuando allí ya está en dvd y online. Lo mismo ocurre con el cine asiático. Netflix está solventando ese problema con las series y películas locales. Estrena todo al mismo tiempo y en todo el mundo. 

Sala de cine o casa. Ya no importa mientras pueda elegir sin esperar

Por lo tanto, el debate de cine/casa cada vez tiene menos sentido. Los Spielberg y demás hipócritas que han criticado este tipo de estrenos, han tenido que rendirse ante la realidad. En 2021 a nadie le importa si ver una película en el cine es mejor que en casa. La quiere poder ver la película sin importar donde y sin esperar. Tú labor como cineasta es hacer la película sin importar el formato donde se vaya a reproducir. Si quieres usar cámaras IMAX, hazlo. Si quieres usar paisajes naturales o espectaculares efectos especiales hazlo. Pero no eches la culpa a las cadenas de streaming con la excusa de que te preocupa el espectador.  

Por esa regla de tres todos los que no hemos visto las películas anteriores a los años 70 en una TV parece que no hemos visto la misma película. Personalmente tengo películas marcadas en mi memoria y no porque las vi en una sala de cine o en la TV.  

El cine no muere. Queda herido si sigues dirigiendo remakes, reboots y la misma historia una y otra vez. Este idealismo de que un niño tiene que ver las películas en la sala de cine y no en casa. No hay cines en los pueblos, están matando la cultura. Creo que Almodóvar y Bayona han hecho comentarios al respecto.  No es lo mismo un niño en los años 50, que no tenía TV en casa que un niño en 2021 que cuando va al cine por primera vez, probablemente ya habrá visto varias películas en su casa en su TV plana a todo color. 

Hace poco murió Richard Donner, director de Los Goonies y Superman entre otras. Me puedo jugar la mano que ningún niño ni adolescente va a recordar La Viuda Negra, Wonder Woman 1984 o Jumanji 2 al igual que nosotros recordamos las películas de Donner.   Superman la vi en la TV cuando era niño. Los Goonies la vi en el cine una sola vez y desde entonces decenas de veces en casa.  Pero siempre que he puesto la película a las nuevas generaciones se acuerdan de ella.  

A lo que voy es que las audiencias cambian, pero si haces una película “mágica” da igual donde la veas que nunca te olvidarás de ella. Ahora hay exceso de contenido, supongo que pondrán el freno en algún momento. Pero al mismo tiempo se pueden acceder a gran cantidad de películas y series que antes era impensable.  El cine era el pasatiempo exclusivo de antes porque no había otra cosa. Ahora la diferencia es que me tienes que vender algo que motive para ir a una sala de cine o verla en la comodidad de mi casa antes que hacer otra cosa.  Puede que sea un aliciente para los cineastas y productoras de esforzarse un poco más en esta nueva década.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *